martes, 16 de junio de 2009

CUERPO 10

No, que nadie se equivoque, la cosa no va de Bo Derek. Por fin ha llegado el esperado, y en mi caso, temido verano. No lo soporto; no soporto sus calores, ni sus frescos artificiales, ni mis sudores. Me salgo a tomar el fresco.

Esto es otra cosa. Leeré; mejor: releeré. Cada vez me gusta más contrastar mis recuerdos con las sensaciones actuales.
De momento se está bien, la temperatura parece agradable y me permite, en traje de Tarzán, disfrutar del momento.

Me voy relajando. Me voy interesando; pero, cuando transito la página 85, allí donde pone: “(...) El más antiguo es el de la inmortalidad condicional o aniquilación (...)”, la segunda “i” de “condicional”, comienza a moverse. Sí. No es “una falsa ilusión óptica de la mente inquieta” –frase que decía un viejo profesor mío-, es cierto, se está moviendo. La sigo con la mirada. Sigo a esa segunda “i” en su fuga... Cuando, apenas ha subido diez o doce líneas, sin darme cuenta la aplasto con mi dedo índice; se convierte en una tilde; una pequeña tilde del cuerpo 11, no, no, con toda seguridad es del cuerpo 10. Estoy a punto de pensar que los ojos se me han cansado y me hacen chiribitas... pero no en la mesa en que está el libro y mi codo izquierdo, acabo de ver otra “i” que se mueve: ¡Qué gilipollez! Naturalmente no es una “i”; sin duda debe de tratarse de un insecto. Intento concentrarme, pero aunque no lo distingo bien, parece una especie de hormiga enana; una hormiga del tamaño del cuerpo de una “i” del cuerpo 10. Eso creo.

Jamás había visto esa clase de hormiga. El dedo, el de la mano que tengo en el brazo del sillón, se alarga, como si fuese un bicho come-hormigas, y ¡zas!, otra tilde en la mesa... por la izquierda mis ojos divisan, casi intuyen otra, y ¡zas!, también. De momento otra y otro ¡zas!, y otra más y otro ¡zas! mas... la mesa queda jaspeada de tildes.
Como suele ocurrir, bichos equivale a picores: picores en la cabeza, picores en las piernas... habones en el cuerpo. Llaman a retirada; libro bajo el brazo y aquí al ordenador y con el auxilio del aire, que al fin, no está tan mal.

14 comentarios:

PEGASA dijo...

Vaya vaya, como nos quejamos, ehhhh!!!.. Piensa en las terracitas, y la piscina, la rubia del caballo.... ;-D
Anda y encima soy la prime en comentar. Mira quién me lo iba a decir a mi.

Shikilla dijo...

Comprendo que no te guste mucho el verano, a mi tampoco me gustaba hasta que este año he decidido ir a bañarme a la piscina todos los días después del trabajo, me relaja, me refresca y me reconcilia con el verano.

Lo que no entiendo es qué haces leyendo esas cosas, ¿no te habrás metido testigo de Jehová, no?. Leer eso tiene que dar mucho calor.

Me ha encantado tu relato, original y simpática manera de cargarte los insectos molestos del verano.

TortugaBoba dijo...

Qué estragos hace el calor tú. ¿Se puede saber qué estás leyendo? Puesto que lo estás releyendo debe de ser algo interesante.
Quedo a la espera de noticias suyas, mi muy ilustre amigo, bla bla bla...
TB.
Ah.Muaksssssssssssssssssss

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sí, Pegasa, todo tiene su parte positiva, pero es que sin calores, la terracita no es necesaria, ni la piscina... y la rubia de la foto... la rubia de la foto... la rubia de la foto... la rubia de la foto, si no hace calores, pues eso, que la puedes acoger dentro de casa...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues nada, Shikilla, a ver si consigues reconciliarte con el verano; eso sí, ojito con los bañadores que compras.

Mujer, para una cosa que comparto con ZP, no me eches la bronca.

Reyes dijo...

Ay.
Cómo te entiendo.
Me he pasao la noche arrascándome y cuando pensaba "Estará volviendo la sarna como plaga?" me he dado cuenta de que no, qde que simplemente hace calor, que hay mosquitos, que el spray insecticida es perióxido de su puta madre y que al echarlo en la habitación casi me da un ataque de asma y luego para colmo ha aparecido una araña que ha terminado sus días espachurrá.
QUé bonito es el verano.
Sólo se está bien a las 7 de la mañana , y entonces como no puedes dormir, te pones a contestar y leer en los blogs amigos.
Y te vas a trabajar tan feliz, con cara así de haber descansado.
Ojú , qué asco .
Un beso y ánimo .
(lo de las letras me ha recordado a una "obra " que vi en una exposición de arte contemporáneo....luego te lo cuento ).

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Vaya, Tortu, ahora firmas tus esctitos (TB); al principio me ha costado deducirlo, creí que eran las siglas de "tranvía", ortograficamente incorrectas, pero luego he cogido una lupa y una cachimba, he arqueado una ceja, y me ha salido "Elemental...".

Con respecto a la lectura (relectura) te digo lo mismo que a Shikilla.

Ah. Eso y su rima.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Reyes, no me dejes con la miel en la boca: cuenta, cuenta... que todo no van a ser calores y bichos...

Bárbara dijo...

Jajaja, si es que las tildes son unos bichos de lo más raro. Vaya estragos este calor, ¿has probado a leer el libro bajo la ducha? ;)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sí, sí este esperado calor deja estragos por donde pasa y a quien pilla. (Recomendación: Ándate con cuidado con las tildes). Probaré tu recomendación, aunque sospecho que llevamos tanto tiempo sin leer en formato papel, que ni intuimos qué puede pasar si lo hacemos bajo la ducha. Ya te contaré.

mi nombre es Alma dijo...

Si es que no hay nada como la ausencia de la naturaleza y la presencia constante de la tecnología en forma de ordenador y de aire acondicionado.

Saludos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Supongo que en nuestra evolución ya hemos llegado al grado de homus posthomus (miembra postmiembra).

Es cierto, Alma, ya molesta, y hasta da miedo, salir al exterior y entrar en contacto con la flora y la fauna.

Saludos.

Peggy dijo...

Haway Bombay ...ya sabe la bañera y un ventilador y claro el cuerpo liberado que eso siempre es bueno :)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Claro, no hay como los clásicos, y sin duda Mecano lo son. Pero lo de liberar el cuerpo... es que si no es así, doña, en una bañera... :-O