viernes, 5 de febrero de 2010

EL PASTOR EN LA BOCA DE LA LOBA


Ser paseado en la boca de la loba le molaba; después de todo, no era tan desagradable tener que soportar aquellas pequeñas incisiones en su cuerpo, si, a cambio, podía seguir conduciendo aquel rebaño de borregos, tendentes a la mayor unanimidad, a la fusión, a la confusión: al cero absoluto.

Es un error pensar que el destino de los borregos es balar tras su pastor… o tal vez no lo sea; quizá sea un destino elegido por su acomodo y porque estar a las órdenes de quien está en la boca de una loba y de sus seguridades, tiene sus ventajas, aunque sólo sea aparentemente.

Molaba, sí, aunque hubiese que soportar aquella imborrable halitosis, tan característica de quienes, además de emplear su boca para alimentarse, la usan para aullar al mundo.

Nada es real, a menos que creas firmemente. El pastor tenía la más absoluta convicción de que la boca de su protectora le seleccionaría los mejores pastos, no solamente para el sustento de su rebaño, pues él también se había acostumbrado a alimentarse con la rica hierba que éstos producían: Sin Dios no peca ni dios.

Había adquirido una habilidad, aquel ensartodentado pastor, para que no se descarriara su ganado: tocar la flauta, y así, con el sonido hipnótico de su hipnótica letanía, cada cabeza seguía a su cabeza, como en el cuento.


52 comentarios:

POLIDORI dijo...

Habrá muchos borregos que se revelen, pero todavía, y a pesar de todos los pesares, que sigan la música con una devoción suicida.




John W.

BB dijo...

Cuánto sarcasmo, cuánta ira velada en este escrito, Juan, pero tan cierto lo que planteas. Como dice, Polidori, hay borregos rebeldes, pero no hacen rebaño. Triste...
Besos
BB

Anónimo dijo...

hoy te has superado para no entenderte.

Jauroles dijo...

Acabo de descubrir tu blog, y pasé un rato ameno. Volveré por aquí.

Un saludo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

"LA DEVOCIÓN SUICIDA DE LOS BORREGOS"... ¿No te parece, POLIDORI, que éste podría ser un buen título en el que merecería gastar alguna neurona; fuese el de un libro, una película, un disco,o cualquier otra cosa. El tíitulo, casi se lo merece.

Un saludo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ni hacen rebaño ni balan, BB.

Un beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues mira que hablo claro, ANÓNIMO/A/.


Saludos.

Reyes Uve dijo...

Ocurre que a veces ser llevado en la boca del lobo puede llevar a una vida más cómoda.
O eso creo.
Un beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Gracias por tu visita, JAUROLES, y por los ánimos que me das.

Saludos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¡Qué lista eres V, es que sabes más que Cardona!

Un beso.

BB dijo...

Entonces, manos a la obra, o dedos al teclado o comoquiera que se diga y empieza con tu "best seller"
La Devoción Suicida de los Borregos, que pa´ luego es tarde... ¡Ese título se las trae!
Me apunto para el primer ejemplar.
BBesos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Jajajajajaa... ... ... BB, lo que podría dar de sí ese título, ¿verdad?

Besos.

veo veo dijo...

yo veo bambas

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Buena vista, "VEO VEO", aunque no sé yo si... ... ...

Saludos.

BB dijo...

Ya te lo canté: bambas, nada más,
entre tu vida y mi vida...
No era esa la letra del tango?
BBBesos

carmen dijo...

Me parece que después de haberte dado la absolución en mi blog, ahora me la vas a tener que dar tú a mí:
Confieso, SEÑORES, que no conozco al anónimo-a, pero que estoy con él, y siento ofenderte, pero NO ENTIENDO . El pastor en la boca de la loba, y los borregos detrás del pastor que camina en la boca de la loba. Y los borregos no se extrañan de que el pastor cuelgue de la boca de la loba?´
Y porfa, quién es la loba y el pastor, que los borregos, pues nosotros mismos,¿¿ no??
Besos, beeeee

observatorio zapateril dijo...

nosotros, a veces, vemos bambas

Marina dijo...

...y yo que me estaba quitando...intentaré no meterme en la boca de ninguna loba...aunque tampoco pretendo que me siga ningún borrego.

Por cierto y conmigo tres. ¿Sombras querido J?. A veces no sé si te entiendo porque quiero entenderte o quiero entenderte y te entiendo. Es decir entiendo lo que es o lo que quiero...¡Ay dios ya me lié otra vez! ¿Ves lo que consigues enano?.

Besos sin dientes, sin mordiscos y si me apuras...sin boca. Ja

Bueno, el abrazo va con todo lo suyo.

(Eres un enchufao)

El caminante dijo...

Hola. Interesante blog el tuyo. Ilustrativo, apasionado, subversivo. También eres difícil. ¿Eres así o te inventas?
Saludos desde Yucatán.

María dijo...

¡¡Buenos días, Juan y familia!!

No le pongo nombres a tu historia, aunque los intuyo... pero efectivamente, tal cual le comentas a tu anónimo, más claro el agua...

A veces, demasiadas veces, sale un flautista de Hamelin, que cual encantador de serpientes, hipnotiza con su musiquilla, diciendo justo lo que quieren escuchar los que como borreguiilos, no ven más allá de sus narices...¡¡Para qué molestarse!! y le siguen como tontitos aún cuando el mismo flutista, está pillado, por vete tú a saber cuántos dientes a los que deberá dar cuenta o con sus huesos o con los de los corderitos que atontadamente le siguen...

A veces, pienso, que tenemos...¡¡Justo, lo que nos merecemos!!

¡¡Ale, Juan, por favor, saca el bombo y espabílalos!!

¿Vas a dejar que se los coma a todos el lobo? ;-)

Muchos besos, y feliz domingo.

Casilda dijo...

Me gustalo de la vocación suicida de los borregos ...
(entre nosotros , a mi me da terror esa loba )
Los borregos ademas de suicidas son ciegos ????sino no se entiende .
Un abrazo

Cris dijo...

Apoyo la nominación del nuevo título!!!! Ande hay que votar, jefe?

Petons dominicals :)

PEGASA dijo...

Mucho me temo que el aprendíz de flautero no aprendiera la paradoja de flautista de Hamelin.

Los hay necios y más tercos que uno que yo me sé. Igual es que le da morbo. Vete tú a saber.
Y yo también voto por el título para tu libro. jejeje.
Besines

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé, BB, no conozco ese tango.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Desde luego,CARMEN, que nosotros no somos esos borregos... por lo menos todos. ;-)

Pero no cre que sea tan difícil de comprender el relato.


Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

"OBSERVATORINO ZAPATERIL" y, ¿quién no ve bambas alguna vez en la vida?

Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

MARINA, ¿que tú te lias?... Vamos, ya... que no me lo creo, ni de lejos.

(En algunas ocasiones, me gusta ser un "enchufao")

Besos sin y con.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Jajajajaja... CAMINANTE, no sé si soy así o me invento, pero al final debo de ser así.

Gracias por tu comentario y tu visita.

Una abrazo hasta el Yucatán y más allá.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

MARÍA: ¡Qué miedo tener visitantes tan sabios. ;-)

Yo cre que para que a la gente se la deje de comer el lobo, se la ha de comer el lobo... es que con esos dientes tan grandes...

Abrazos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Y quién entiende nada de nada en esta tierra de borregos, lobos/as y pastories, CASILDA?

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Gracias, CRIS, no sé dónde habrá que votar, pero donde sea, allí colocaré tu voto por delegación, vecinita.

Besito.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Gracias,PEGASA, recojo tu voto y besines.

Besinitos.

POLIDORI dijo...

Pues... Si me parece, si.

Ese titulo no merece solamente una, merece varias.

Ya te digo algo.

Un abrazo.




John W.

BB dijo...

Entonces, habría que matar a la loba, como en el cuento, aunque ello ya no sería posible, si dentro de su boca, ensartado va el pastor arriando su rebaño, que no escucha más que el sonido de esa flauta que hipnotiza, obnubila, pero que promete mejores pastos, aunque esa loba clave sus afilados dientes y su aliento sea infernal.
BBBesos

mi nombre es alma dijo...

Ya lo dice un refrán popular, quien con lobos se acuesta, aullando se levanta.

Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Estoy de acuerdo contigo, POLIDORI.

Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo malo, BB -yo creo- es que si se obtienen mejores pastos son con la finalidad de conseguir mejor carne, no para que las obejas sea felices.

Beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Cierto ALMA, es que lo tuyo son los refranes; actualizados, claro. ;-)

Un abrazo

BB dijo...

Recuerda que las ovejas siguen al
pastor y los carneros, a los otros carneros, sin importarles con Panurgo...
BBeso

Marina dijo...

Pues mi querido J. tú SIEMPRE serás un enchufado para mí.

Ya se empiezan a mover los cimientos bajo los pies, las bambas, mi querido amigo, dan buenos zapatazos...pero los zapatos Kikers que gastamos algunos de toda la vida se sujetan firmemente al suelo.

La chavalina te da las gracias y no sabes bien cuantas.

Un beso cielo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo tendré en cuenta, BB.

Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Inmerecidas esas gracias, máxime cuando, por tus comentarios, debería de dártelas yo.

Besos.

María dijo...

Buenos días, a TODOS.

Veo que seguís entre los dientes del lobo, la flauta del pastor, versus encantador de tontas ovejas...

Espero que para cuando regrese todos sigáis enteritos, sin que los afilados dientes del lobo, os hayan hecho el menor daño.

Os lo deseo con todo el cariño.

Y de sabia, na de ná, Juan...¡¡Pero cómo se te ocurre!! eso BB y Marina y además valientes. ;-)

Muchos besos para todos y feliz día.

BB dijo...

Lo triste es que ese pastor, siempre saldrá lastimado de entre las fauces del lobo y sus afilados colmillos...
BBBesos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No seas modesta MARÍA,que ellas sí, pero tú también.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé, no lo tengo tan claro... para ser tan lista como dice MARÍA... no sé, BB, no sé...

Besos.

BB dijo...

No sabes, qué, niño? No crees que
se vaya a lastimar el pastor?
Dímelo, que no soy asi de lista para entenderte, viste?
BBBesos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pero si tú lo entiendes todo,BB.

Besos.

BB dijo...

mmm... eso quisiera...
Besos
BB

Marina dijo...

BB, Juan t María. El pastor siempre saldrá lastimado de las fauces del lobo...pero si tiene quien le cure las heridas... se volverá fuerte y aprenderá a no volver a dejarse coger...eso espero al menos.
Besos a los tres...optimistas, siempre optimistas.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Que sí, BB, que sí...

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tú, MARINA, es que en eso del optimismo... vamos, que ni el Alcoyano.

Besos, para que no decaiga.