lunes, 21 de junio de 2010

EL CONTUMAZ


Protegido en un portal de la luz de la única farola que iluminaba la callejuela, dio una última calada a la apurada colilla que pendía de la comisura de sus labios, para terminar definitivamente con ella, al hacerlo, la sujetó en la cavidad que había formado entre sus dos manos; un poco para no que no delatase su posición y otro para recibir la gratificación de la radiación calorífica, por exigua que ésta fuese en aquella fría y húmeda noche, en la que no le valía la casa santa llevar esas recurrentes prendas, casi un uniforme: el sombrero y la gabardina, ambas piezas alimentaban su necesaria la fantasía para desarrollar aquel inmundo trabajo, sólo soportable porque le permitían "asemejarse a su admirado Humphrey Bogart.
a
En un pavimento tan mojado como aquel, no le resultó nada difícil ir colocando sus pasos encima de sus huellas para seguirle… Rectifico: sí le costó algo; pues era más que evidente que el perseguido superaba en algunos pies la estatura de su perseguidor, lo que le obligaba a alargar las zancadas para compensar la digerencia. Tanto empeño le puso, que el ruido de las pisadas delataban mayor proximidad entre ambos, en cada momento.


Al dar la vuelta a una esquina, por poco se lo tragó, lo que le obligó a retractarse hacia el paso anterior, y allí, protegido por la oscuridad, aprovecho para darle lumbre a un nuevo cilindro nicotínico, mientras se concedía un necesario compás de espera, imprescindible en ese momento para evitar que se frustrase su cometido.

Desde allí, camuflado en la negrura de su esquina, asomó el ala de su sombrero y comprobó, para su perplejidad, que el otro tenía un comportamiento similar al suyo, pues había parado al único transeúnte, que por aquellos andurriales transitaba, para pedirle fuego.

De poco había servido todo aquello, hasta el momento, ningún dato aprovechable había obtenido. Siguió, y siguió: siguieron.

Fueron muchas las esquinas que hubo de esquinar, para que no se esquinase al descubrirlo, y en todas ocurría lo mismo: Un momentáneo que, a su recuesta, le brindaba generosamente su fuego… ¿Sería esto una prueba seria y suficiente?

A medida que avanzaba la noche, y la persecución, el seguimiento se hacía más difícil, pues todo había comenzado con una niebla baja, que paulatinamente había ido subiendo, hasta apoderarse de todo el escenario... hasta borrarlo totalmente.
Tuvo que detener la pesquisa, no sin hacerse la pregunta más obvia: ¿Sería un ser contumaz?... Y se concedió una respuesta, en función de lo hasta el momento averiguado: .

22 comentarios:

María dijo...

Buenos días JUAN,

pues no sé, pero tengo la sensación que a tu Humphey, le estaban tomando el pelo jajaja. Porque a ver, o lo que llevaba en la boca el perseguido era un puro abano, de esos que hay que encenderlo, y pico mil veces o el baile nocturno de esquina en esquina por el que le llevaba, era para aburrirlo.

Pero ya se sabe, la tozudez de algunos no tiene límites.

Me gusta tu dibujo de cine negro, a la luz de la farola.


Muchos besos y ¡¡FELIZ SEMANA!!

Reyes dijo...

Así deben sentirse los fumadores actuales.

Pero la verdad es que el humo molesta , aunque tambié las botellonas y la gente guarra y nadie los prohíbe .
Un beso contumaz, que no sé lo que es , pero me suena a "empecinao " .

Hala.

BB dijo...

Contumaz, contumaz, sí que lo es.
Y yo pregunto: por qué lo perseguía? Sólo por deporte o para compartir el cigarro?
Sólo faltaba la voz rasposa de Bogart. El dibujo, genial, como siempre.
Besos
BB

Casilda dijo...

Muy arriesgado el tipo teniendo en cuenta que como estan las cosas cualquier vociferante podia haberse asomado a una ventana y gritarle que esa calle es un espacio sin humo.
Si Bogart levantara la cabeza..
Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pobre Humphrey caseor, MARÍA,pues si el pobre es producto de sus circunstancias, como éste que te escribe, que está preparando su maleta para perderse unos días por lo verde de este Mundo.

Besos y, si no consibo que me funciones el portatil para la ocasión, hasta la vuelta.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Eso, eso, REYES, ¿qué hacemos con los guarros, los guarretes y los guarricánganos?

Un beso empecinao, pues... o más, por di no me puedo conectar en unos días.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé cómo responder a tu pregunta, BB, quizá por pura cuntumancia. Digo yo.

Un beso, todavía lejos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues ya ves, CASILDA, el susto que podría llevarse el pobre Bogey, si levantara la cabeza y se la hicieran bajar constantemente, como a todos los sufridos fumadores, que es que ya no les dejan echar humo en ninguna parte.

Me voy, pero te juro qu mañana volveré y, en el ínterin: un beso y una flor (todo ello recordando a un lejano paisano).

mi nombre es alma dijo...

Lo que tiene que hacer algunos para sobrevivir. Aunque mejor vestido de Bogart que de cobrador del frac.

BB dijo...

Acá pusieron esa ley y nadie murió.
Y éste es un país de fumadores. Pero nadie pensaba en los fumadores pasivos...
BBesos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

También yo ando por aquí...

SILVIA dijo...

Pues aquí estoy, por Valencia dando una vueltecilla de 3 semanas ¡Casi ná! preciosa esta tierra, ¿la conoces?.... Besazossssssssss!!!!!!

Shikilla dijo...

Desde mi atalaya de ex fumadora, pienso que cualquier cosa que limite la libertad es mala, pero ya sabemos donde comienza la libertad de cada uno, justamente donde termina la del otro.

Es exagerada la persecución, sí, pero cada noche que salgo y vuelvo a casa con la ropa, el pelo, y todo oliendo a tabaco, reniego una y mil veces de esa libertad de los fumadores que me obliga a oler asi sin dar ni siquiera una calada....pero me aguanto, claro.

No puedo decir otra cosa.

Besos

Anónimo dijo...

¿No me digas que te persiguen esos cobradores, ALMA?

Un abrazo desde cerquita de BB.

Juan MSM

BB dijo...

Shikilla: De eso se trata, precisamente. El fumador fuma, simplemente, sin siquiera preguntar si te incomodas o no.
A mi alrededor, todos han fumado y yo he aspirado humo sin medida. Debo tener un enfisema y no me he enterado. Mi marido murió a causa de él. No, no me parece chistoso.
Para nada...
Besos
BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ahora entro sin antifaz: BB, que casi te escucho.

Besos americanos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me alegro, ORIENTADOR,pero agradecería una orientación de vez en cuando. Sin forzar, claro.

Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Menuda suerte tienes, SILVIA, claro que conozco esa tierra. Menuda suerte tienes; aunque yo no me puedo quejar, que aunque la cosa va del sol a las tormentas fuertes, la verdad es que es muy bonito.

Besazomuacssssssss!!!!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Mujer, SHIKILLA,cono decir, decir... sí puedes decir mucho más, pero si no quieres...

Besos fuertes paraq que te lleguen.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No, BB, no dejas espacio a las bromas. Así que no las haré,

Un beso.

BB dijo...

Qué gustazo saber de ti
Te mando un beso, querido MSM
BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Otro para ti, BB.