miércoles, 16 de febrero de 2011

LA ANARCO-ONDA CACHONDA

* Dicen que rectificar es de sabios, por eso quienes no tienen más luces de aquellos de entre los que decían “prohibido prohibir”, se dedican a prohibir.

* Me da la cosa de que perjudica más a la salud las prohibiciones que el tabaco, por lo menos la salud mental.

* ¿Y si prohibiésemos  a quienes nos prohíben?

* Esto está prohibicionado, ¿quén lo desprohibicionará?, el buen desprohibicionador que lo desprohibicione… otras prohibiciones pondrá.

* ¡PROHIBIDO TOCAR LOS LOGROS SOCIALES CONSEGUIDOS!

* Prohibido la estulticia, avaricia y todos sus familiares mayores y menores.

* Prohibido prohibir en mi nombre y sin mi permiso.

* Que vengan ya los otros, que quiero que nos prohíban lo otro y así meterme con ellos, que no soy el Wyoming, y no me gusta cargar contra unos si hacer lo propio con los otros... aunque si me pagasen como a él, quién sabe...

9 comentarios:

Temujin dijo...

El mundo al revés. La falta de memoria es la causa de este desaguisado, estos no han luchado por nada; son niños mimados que no han trabajado más que en el Partido y poco. No saben lo que es la vida, ni el madrugar ni hacer números para llegar a final de mes...
¡¡¡QUE SE VAYAN!!!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Bueno, TEMUJIN, pues pongamos que son los dicen que han recogido el testigo.

BB dijo...

Juancito, sí creo que se prohiben muchas cosas y no las que se deberían prohibir, como la codicia de la que parecen adolecer todos.
Me ha encantado tu foto.
Besiños
BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tienes razón, BB, lo que les afecta a los prhibidores, eso no se prohibe.

La he cambiado por petición popular, que a mí se me antojaba que resultaba más simpático, pero...

Besos

Sue dijo...

Bueno, en realidad no han prohibido fumar, sino que se haga en ciertos lugares públicos. En la calle se puede (ahora todos se echarán encima de mi).
Yo es que no soy fumadora y estoy encantada de no llegar a casa oliendo a humo que apesto, ahora, hay muchas otras cosas por las que no paso que ha hecho este y otros gobiernos.

En fin, es la historia de siempre.

Votemos en blanco.

Amén.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Menos mal, SUE, que en la calle que es el lugar público, por antonomasia; se les debe de haber olvidado.

Yo tampoco soy fumador, por eso, a partir de ahora no pisaré la calle.

Te lo digo con ironía y sin acritud,pero, de la misma manera que si no quiero oler a humo, me basta con no ir a donde lo haya, entiendo que quienes quieran ponerse perdidicos de esos olores, lo hagan desde su libertad y en los sitios donde, previo aviso al personal, quieran: la libertad, vamos.

No me parece mala opción a la hora de votar.

Nota: No sé si me ha quedado muy serio y contundente, pero no es esa mi intención.

Un beso, caso de que lo aceptes, claro.

Marina dijo...

¡¡¡Preparados...listos...yaaaaa!!!!!

Estás guapo, guapo en esta foto.
Besos

Sue dijo...

Acepto pulpo y sin acritud, por supuesto.
Soy una persona seria y me gusta que la gente hable en serio. La salud también es una cosa muy seria, es por eso que me gusta que por fin no pueda fumarse en lugares cerrados.
Que el gobierno lo haya hecho por preservar la salud me suena a chiste, pero aún así, ese es uno de los fines que se han conseguido y por eso me gusta.

La libertad de uno termina donde empieza la de los demás y en este paìs tenemos una tendencia, bastante nociva, a no tener en cuenta al otro. Por eso hay costumbres que solo se consiguen prohibiendo.

Es mi opinión, pero sigo diciendo que hay que votar en blanco.

:)

mi nombre es alma dijo...

Vengo a prohibirte que dejes de traernos tus anarcondas. He dicho.