lunes, 18 de julio de 2011

LA RATITA PRESUMIDA QUE TODO LO BARRE, MENOS LO QUE NO BARRE

Cochina manía, la de arremeter siempre contra el más débil: El de interior quiere tener el exterior pulcro, y cual Ratita Presumida se ha empeñado en mostrar una imagen de su deificado territorio como una patena, cosa que en su caso es menos de extrañar que cuando lo hacen los socialistas, ya que estos son, al menos de cara afuera, unos grandes meapilas. Otra cosa es que con los cerrojos echados actúen de la misma manera, pues aquí convendría recordar que no hace mucho uno de los políticos de eso que ellos llaman de “casa nostra” –algunos piensan que sería más acertado denominarles “cosa nostra”- hacía alusiones veladas, que podrían ser menciones claras, llegado el caso, sobre lo que alguno de ellos hace cuando hay pocos testigos, aunque los suficientes, si llegasen a desvelarse ciertas aficiones del aludido. (Y hasta aquí puedo decir...).
Sí, que hace poco estos “amos” del terruño actuaron contra los perroflautas, porque mira que hace feo que estén por ahí tirados y con rastras… y ahora contra las putas, también llamadas de multitud de maneras, porque hace feo verlas por ahí, aunque si ellas hablaran de los que las ven por allá, no habrían cirios para enmendar, o lo que sea el asunto.
Es eso, que tienen el germen de la intransigencia y cargan contra perroflautas, putas o niños, pero, como en la canción de Serrat, para cagar, prefieren la casa de otra gente.  

10 comentarios:

Sue dijo...

Este país se parece cada vez más a "V de Vendetta".

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

O a la G pero nada que ver con el punto, SUE.

Temujin dijo...

Lo malo de esto es que a mucha gente le parece bien...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

A mí me parece, TEMUJIN, que lo que urge es cambiar los conceptos y que la gente que se mete en política tenga claro que lo hace para servir a la conunicad y no para lo contrario .

Saludos.

María dijo...

Una de las cosas que más enferma me pone en este mundo es la hipocresía... si uno es un xenófobo, un belicoso, un facineroso o un piojoso jajaja mejor no ir de lo contrario... uno es lo que es y ya está.

Eso de suponer que lo único importante es vender imágenes, dobles morales, hacer todo de cara a la galería, que somos cuando no lo somos o ir de lo que queda bien, pero por dentro estar hecho un asco.... sinceramente a mi me revuelve el estómago.

Parece ser que a algunos políticos, les va eso... pues mira, yo creo que el plumero se le termina viendo a todo el mundo....hasta a este ratita:)) que tú has calado en tu retrato ... pero ¡¡qué mono!! si se viera...¡¡xD,xD!! jajajaja



Un besito ratoncillo ;-)



Feliz día, con todo lo que tenemos bueno y menos bueno....

PEGASA dijo...

Juanillooooo. Aún sigo viva... jaja. Desde luego que me iba a llevar yo a toda la retaila de ratones y ratonas como ésta a un laboratorio para que practiquen los estudiantes y al menos sirvan de algo útil.

Un beso y FELICES VACACIONESSS

Marina dijo...

Hola J. Yo creo que cuando a uno le dan un trabajo, le dicen lo que tiene que hacer, le explican bien cual es su cometido. Si lo haces bien, si tu trabajo resulta satisfactorio, la empresa te valora y y hasta pueden ascenderte de categoría y sueldo. Si lo haces mal, sabes que terminarás en la P. calle.
El trabajo de político tiene ese problema que si lo haces mal, y ¡viva dios que remalamente lo están haciendo todos! No te pasa nada, todo son parabienes, alabanzas y buenos emolumentos. Nadie ni nada puede despedir a un político que hace mal su trabajo. Por el contrario si lo haces bien, serás castigado al ostracismo porque no vales para trepar, tragar y tergiversar.
Como ves, yo a las tres R, les regalo tres hermanitas...

Besitos hermoso.

Por cierto, hace mucho que no te digo lo bien que dibujas, trazas y coloreas. Un sobresaliente en plástica.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Es cierto, MARÍA, muchos políticos parece que piensan que la hipocresía tiene que ir unida a su actividad política. Es curioso que tenga que estar defendiendo a ese colectivo de personas de las que jamás he solicitado sus servicios y que creo que nunca lo haré, frente a algunas personas que sí deben de hacerlo. El caso concreto que aludo es cierto: en una ocasión, en que cenaba en casa de unos amigos que tenían una agencia de colocación, donde iban a buscar extranjeras, una de ellas al ver en la tele a un compañero de coalición del “gran prohibidor” (muy conocido, por cierto, y muy conocida su “meapilez”), se extrañó y comentó que cuando llegó se dedicó esporádicamente a la prostitución, como hacen algunas, y que lo tuvo de cliente, incluso llegó a decir alguna peculiaridad entre sus gustos, por eso hago alusión a los cirios… ya me entiendes. Pues bueno, que algunos de estos se signen y persignen cuando ven a una de estas chicas en público y luego las utilicen en privado, es una auténtica falsedad inadmisible.

Por lo visto hace feo y este mundo, por lo menos el de la política parece que tenga que ser puro fingimiento estético.

En fin, que siempre la misma doble vara de medir: la de los amigotes, hagan lo que hagan y la de los menos favorecidos de la sociedad, aunque no hagan mal a nadie… Esperemos, por lo menos que no resuelva la cosa a porrazos de mosso, como tanto le gusta a este personajillo venido a más.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Cuánto tiempo, PEGASA, la verdad es que entré varias veces en tu blog, y no habías escrito nada nuevo, y de ahí a ir dejando la costumbre de visitarte: un paso.

De todas maneras me alegro de saber de ti.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tienes tanta razón, MARINA, que deberíamos enviarlo como solicitud para que los del 15M lo incluyeran entre las reivindicaciones: patada en las posaderas a quien incumpla con las obligaciones de su cometido. Y punto.

Esperemos que porque se lo exija la sociedad o porque, ¡milagro!, sean ellos quienes lo piensen, la cosa se corrija, porque creo que estamos tocando fondo, ya que esas prácticas se van generalizando cada vez más.

Ay…

Besos.