sábado, 7 de enero de 2012

EL MONSTRUO DE LA ALBUFERA (Y fin)




AMPARITO se gira en dirección al grito. Ve a su amiga.

 

AMPARITO: ¡PEPI! ¡No te asustes!

PEPITA: ¡¿Qué no me asuste?! ¡Pero si este árbol se parece a SENTO! ¿Qué pasa?... ¿Dónde está SENTO, el SENTO de carne y hueso?

AMPARITO: No te asustes, te contaré hasta donde yo sé...

En esos momentos llega BORO empuñando el hacha.

BORO: ¡Apartaos, intentaré librar a SENTO de esas raíces!

PEPITA: ¡¿A SENTO...?! ¡¿Queréis decir que esta especie de árbol es SENTO?! ¡NOOOO!!!

 

AMPARITO coge por el hombro a su amiga para consolarla.

AMPARITO: Tranquilízate, tampoco nosotros entendemos mucho lo que está sucediendo, pero debemos de hacer algo...

Desde lejos, las dos chicas arrodilladas y abrazadas, mientras BORO con el hacha corta las raíces de SENTO. SENTO se desploma como un árbol real talado.

Desde el mismo punto de vista, las chicas cogen a SENTO por las piernas, mientras que BORO lo hace por las axilas. Se ponen en marcha.

BORO: ¡Vamos a la otra “mata” e intentaremos reflotar nuestra barca! ¡Hemos de salir de aquí cuanto antes!

Llegan al agua. Tienen que pasar a la otra “mata”; tal como lo llevan lo pasan sin gran esfuerzo, pues flota como un madero.

BORO: ¡Hombre, para atravesar el agua sí es cómodo!

AMPARITO: ¡BORO!!! ¡No te pases nada, que no es momento para hacer chistecitos de mal gusto!

Llegan al lugar dónde está la barca medio hundida. Depositan a SENTO en tierra con cuidado y comienzan a intentar reflotar la barca.

En el forcejeo AMPARITO se golpea en la cabeza con la barca y, en uno de esos típicos planos medios, casi cenitales, cae desmayada, justo donde había caído al principio, y su cabeza se voltea a un lado.

Funde a negro y de ahí a “blanco”.

La chica recupera el sentido. Está amaneciendo. Se gira a un lado y a otro, como buscando, mientras se amplía el cuadro. Mientras, el cielo se va pintado con el azul propio de Valencia. No ve a nadie. Tampoco ve unos regueros de sangre que parecen manar de la duna que hay tras ella. Sigue alejándose la cámara: definitivamente está sola y asustada.

Voz en off: AMPARITO volvió en sí perpleja. Habría sido un sueño... un mal sueño.... Eso esperamos, aunque el peligro de convertirse en un vegetal, con raíces y todo, siempre está a la vuelta de la esquina.

FIN

23 comentarios:

Reyes dijo...

Me he leído toda la historia y me ha gustado mucho.
En cuanto al peligro, la verdad , es un riesgo que existe pero incluso como vegetales podemos busvar quien nos riegue.
no?
..
Un beso monstruoso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo mío no deja de ser una intentona de escribir, pero como tú, oh REYES, eres una escritora consumada, creo entrever un mensaje en segunda lectura, que obviaré, para no errar, como herrado que uno es.

Otro beso para ti, pero de monstruo (uno que lo es).

BB dijo...

Siempre pensé que se aparecería Nessie y me quedé a la espera.
Creo que ya hay muchos convertidos en vegetales, o eso parecen, o así actúan.
Hoy siento que "mis manos florecen, rosas a mis dedos crecen"... como decía doña Juana. Y yo prefiero ser un rosal, nunca un vegetal. Siempre habrá quien me riegue...
A la espera de otra pieza teatral, como veo que sabes hacerla, te envío mi aplauso sentido.
Felicidades
BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Gracias, BB, pero ¿un rosal no es un vegetal, aunque vestido de seda? ¿No es preferible, si te gusta que te cuiden, que lo hagan como se hace a un animal, que al cabo es lo que somos, si no media un monstruo como el de la Albufera valenciana? ¿Hay monstruos similares por esas tierras tuyas?

Felicidades también para ti, que el tiempo de desearlas no ha caducado; esos deseos creo que son buenos en cualquier época del año.

BB dijo...

No quisiera ser atacada por ese mítico monstruo de tu Albufera, que se comporta igual al de Loch Ness, que lo ves y no lo ves...
Por mi tierra hay toda una gama de monstruos, solo que llevan traje de calle. De esos es más fácil defenderse...creo yo.

Siempre habrá el espacio para los buenos deseos, claro que sí.
Y los míos son los mejores para ti.
BB

Temujin dijo...

Pues yo al principio del relato quería o mejor dicho me parecía ver un cierto trasfondo político, aunque ahora la verdad ya no lo veo ¿o si?..
Las raíces aunque proporcionan anclaje e inmovilidad, tambien proporcionan alimento.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Realmente, BB, es difícil saber qué tipo de monstruos son los peores, si los antropomórficos o los otros... aunque sus consecuencias, que es lo que importa al fin, no creo que difiera mucho.

Gracias por esos buenos deseos hacia mi, que son correspondidos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Esa fue mi intención al escribirlo, TENUJÍN, pero si no lo he conseguido, no es culpa mía, sino de mi falta de pericia en estas lides.

A veces el alimento que producen las raices no es más que una sopa-boba, ¿no crees?

Saludos.

Marina dijo...

¿Yastá?
¿Todo es política?
No no no no, me niego.
Me quedo en la butaca
Sentada
Esperando el bis
La propina
o como se diga

Y no, no quiero que me devuelvan el dinero

Dicen por ahí las malas lenguas (Bueno, ni a malas llegan) que te mimo demasiado... nadie sabe lo que yo te riño en privado jajajajaja ¡¡¡ES BROMA!!!! Que yo no riño a nadie...o casi nadie...a muy poquitos...a ... vale, yo riño continuamente, pero es que es una deformación que me viene de serie jajajajajaja.


No me gusta el final... Es tu sino, vida mía, que no me gusten tus finales.

Sigo sentada...aunque ya han encendido la luz.

Ay Temujín y J. que guerrita, pero que guerrita me dais y cuanto me gustáis je je je.

Besos de película (Tú eliges)

Marina dijo...

No hace falta que me digas nada, que yo tb tengo reloj y miro la hora.

Besos nocturnos y con alevosía.

BB dijo...

A esos monstruos antropomórficos (ufff!!! qué palabrita tan larga y que, por fortuna, no tengo que pronunciar!!!) no les tengo tanto temor, son visibles y sus armas totalmente predecibles...
No así, ese monstruo de tu Albufera, traicionero, silencioso, creador de desasosiego y que puede convertirte en un vegetal, anclarte al suelo para siempre, sin cuido, ni riego...

BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues siento que no te guste el final, MARINA, pero, aunque me eches la bronca, por esa deformación que te viene de serie, no creo que hubiera podido ponerle otro, ya que la historia era un pretexto para llegar a él y la elípsis que quería dejar. Otra cosa, señora profe es que lo haya conseguido; ahí, nada que decir.

Pero no pasa nada, siempre nos quedará París.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues, no sé si lo sabrás (bueno, la verdad es que no tienes por qué saberlo), pero eso estaba pensando: que ya había descubierto quién es los Reyes Magos: MARINA, of course.

Besos de esos y de otros.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues si esa palabra te parece impronunciable -que cas lo es-, BB, no te digo nada de esa otra de la misma familia con que nos machacaban las lecturas de juventud; me refiero a "desantropomorfización", esa sí que sólo para escribirla.

Besos

Marina dijo...

...No te enmurruñes corazón, que si me gusta...pero como me suena a lo que me suena...puesssssss.
Venga vale me levanto de la butaca y me voy a mi casita...por muy cómoda que sea la butaquita de tu cine.

Besitos tonto.

(El final, corazón, será el que tenga que ser... pero habrá que buscar algo, alguien, o algún alien con el que vencer a esos monstruos albuferanos....creí entender que con cariño, dulzura y una pizca de pasión el maleficio se deshacía...¿Lo entendí mal? Claro que no, lo entendí perfectamente)
(Si no sabes, te digo dónde)
Más besos...por si te están saliendo ya las reíces.
(Lo siento María, pero tengo que mimarle...es mi enchufado)

BB dijo...

¿Esa desantropomorfización es desantropoformizable y se desantropoformiza?
Mira que estoy preocupada...
Y los antropomórficos no podrían volverse antropófagos?
¡Ufff!...que ya me he enredao...
Saludines, MSM
BB

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No me molesto contigo, MARINA, ¡¿cómo podría?! Y menos por un quítame esas pajas o un final. Que no. ¡Que no! O sea, ¡¡¡QUE NOOOO!!!

Espero que no me estén salidendo raíces ni cuadradas ni a la enésima.

Un beso dominical.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Es fácil enredarse con todos esos palabros, BB.

Saludines también.

Marina dijo...

Vale.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Vale, vale, vale... ya te vale, MARINA.

Besos.

María dijo...

Jajaja ahora para que veas que en esta vida todo es un juego de balanzas y contrapesos ya que MARINA ha sido la crítica yo seré...la que te mime ¡¡toma nota!!:-)

Creo que sí, JUAN, sin duda el final no podía ser otro que suponer que todo lo que había sucedido había sido un sueño, algo así como AMPARITO en el país de las maraValencias jajaja


¿Sabes que lo que sí que se nota que dominas como nadie es el lenguaje de la cámara? eso de ¡¡funde en negro y de ahí a "blanco" suena como cuando lo médicos hablan en su docta jerga y los demás les escuchamos embobas pensando ¡¡a ver si ahora, con suerte, traduce al cristiano!!



Un besito valenciano con traca y todo si quieres:))

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No está mal,MARÍA, ya era hora, que siempre nada más que broncas...

¡Cómo que si quiero!: una mascletá de besos!!

Sue dijo...

Bien, ya no me recuerda a "Amanece que no es poco" la peli, era por lo del chico que se convierte en árbol, pero leyendo desde el principio se ve que es cosa de terror y no de risa, aunque tenga sus momentos.
¿Será un corto de verdad? ¿es un sueño de Amparito? ...

En cualquier caso me ha gustado (aunque no se grabe mi comentario).


Besos con raíz.