domingo, 19 de octubre de 2008

UNA IGUALDAD COJA

CUANDO LA IGUALDAD ES... LO QUE ES

A día de hoy, pocos no estarán ya de acuerdo en que a igual trabajo, igual salario. Pero eso no puede sólo circunscribirse a lo relativo al sexo, o al género, para concretar más.

Pasemos ahora al nuevo Ministerio de Igualdad y su “miembra” principal, Aído, sin mayor dilación: ¿Es ese un ministerio para promover la igualdad en general, en casos particulares o que puede llegar a fomentar hasta la más cicatera desigualdad?

Volvemos al principio: Lo de igualdad de salario a igualdad de ocupación, ¿vale sólo en el caso de las mujeres o también en otras consideraciones?

Los cuerpos que dependen del Gobierno central, cobran alrededor de un 30% menos que los que dependen de los gobiernos autonómicos que tienen policías propias (Mossos d’Escuadra y Ertzaintza): Aquí no parece que se cumpla el lema de igualdad laboral ya apuntado, ni aun en el caso en que los miembros de esas policías sean “miembras”.

Veremos si, tras la manifestación de ayer (18/10/2008) de las policías estatales, la ministra de Igualdad es capaz de plantarle cara a su compañero de Interior, Rubalcaba, o sólo tiene interés en poner nuevas palabras en circulación.

10 comentarios:

irene dijo...

Todo es tan relativo...
No creo que sirva de mucho ese Ministerio de Igualdad, por mucho que yo esté de acuerdo con ella, con la igualdad, no con la ministra.
Y no es justo que las "miembras" de unas comunidades ganen más que otras.
Nada, o casi nada, es igual, a veces para bien y otras para mal.

Así que mi madre se parece a la tuya, podrías ser mi hermano pequeño, no me hubiese importado, siempre quise tener un hermanito, somos dos chicas, bueno lo de chicas lo digo en plan irónico, ya somos muy grandecitas.
Un fraternal abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Naturalmente casi todo el mundo estamos de acuerdo en que es buena una equidad para todo y para todos; pero son los que se empeñan en introducir como concepto lo de “discriminación positiva” quienes están implantando mayores cotas de exclusión en la sociedad.

El comentario sobre los cuerpos de seguridad, venía a cuento de esa discriminación, que al parecer no se ve por aquellos que hacen de la “igualdad” un objeto, siempre y cuando se circunscriba a lo concerniente a la igualdad entre géneros. Pero, son incapaces de darse cuenta, y en consecuencia de luchar por ella, cuando la discriminación que se hace entre cuerpos gestionados por diferentes administraciones, afecta también a las mujeres de esos cuerpos. Dicho a la pata la llana: Una mujer de la Guardia Civil puede sufrir una discriminación salarial de un 30% con respecto a otras de los Mossos de Escuadras o de la Ertzaintza, sin que nadie se rasgue las vestiduras (Aído, inclusive), pero en otros trabajos no. Pues, ¿donde está la Igualdad o la igualdad, mi hermana?

Y, claro, todo esto trae como consecuencia que unos tengamos más o menos derechos, en función de la comunicad en que habitemos. Así, unos pueden escolarizar a sus hijos en su lengua materna y oficial, y otros se les somete a un acatamiento brutal, imponiéndoseles la escolarización en una sola lengua, devenida en pseudo religión, la de la comunidad correspondiente.

Así están las cosas en asuntos de igualdad, en mi opinión, claro.

Churra dijo...

Quedará en nada por lo que pueda venir detras , médicos de la SS. funcionarios de todas las clases, abogados del turno de oficio ( que eso si que ya es para despiporrarse de risa ).
Me parece que se refiere solamente a la igualdad entre miembros y miembras , para mas no da ese ministerio .

Abrazos .

TortugaBoba dijo...

Estoy decepcionada. Admito que tenía puestas algunas expectativas en este nuevo ministerio, y por ende en Aído. Al margen de los palabros que se inventa la chica, que no dejan de tener su punto si sólo nos quedamos en eso, en la anécdota, yo manifiesto mi desacuerdo de una vez por toda con eso de la "discriminación positiva". Por dios y la virgen, la palabra igualdad ya lo abarca todo, ¿para qué nos vamos a inventar conceptos que no llevan a nada a la larga? Qué aburrimiento y hastío me da esto de la discriminación ya. Igualdad versus desigualdad. Punto. ¿Qué más hay que hablar?
Menos conceptos y más contenido.
¿A qué se dedica exactamente el ministerio de igualdad??? ¿Alguien me lo puede explicar??? Un poné: ¿pinta algo en las posibles medidas que se puedan tomar para paliar la problemática legítimamente expuesta ayer en las calles?
Qué estrés...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues sí que es simpática la niña, ¿eh, Churra? el jefe-detergente y la madre de Penete: toda la movida para una miembra...

Sólo les falta instaurar el Ministerio de la Sandez... aunque a lo mejor están esperando a que lo pueda ocupar el actual presi.

Bolero dijo...

Sinceramente y mira q soy feminista, pero esto de la miembra, me fastidia soberanamente
No por q considere absurdo el ministerio ( q también) si no pq creo q las cosas se hacen de otra forma
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Verdaz, Tortu, que se hace incomprensible que la igualdaz, que debería abarcar a todo quisqui, se le conceda sólo a unas determinadas mujeres?... porque a otras, ni hablar, no sea que se reboten los nacionalistas imperantes en este país.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Claro, Bolero, es que se empieza haciendo las cosas mal... y luego, a ver quién las endereza: Igualdad para todos... dentro de la variedad, claro.

carlos dijo...

Lo de los polis tiene tela, es una situación injusta a todas luces. El problema, de todas formas, es que, al tener distintos patrones, no cabe hablar de igual trabajo igual salario, eso es dentro de la misma empresa, pero aquí son empresas distintas. Va a pasar igual siempre y en todos los cuerpos de funcionarios (médicos, maestros...): cada vez que una comunidad pague algo más, los del Estado y los del resto de comunidades aspirarán a igualarse por arriba. Lo más razonable es que las distintas administraciones se coordinaran para establecer políticas retributivas cuando menos similares, con una base común, aunque haya un margen de conceptos variables, pero que porcentualmente no impliquen las diferencias tan escandalosas que se dan hoy.

Y respecto al Ministerio de Igualdad, resulta que hasta hace unos meses los ministerios eran por áreas de trabajo, por materias, había un ministerio de Agricultura, uno de Educacion, uno de Asuntos Exteriores... ZP ha inventado los ministerios de valores. Hay que reconocer que le queda un nombre muy bonito, pero, al intentar concretar, esos valores son transversales: la igualdad debería ser objetivo de la acción de todos los ministerios, el de Trabajo, el Educación, el de Cultura... Así que la miembra no sabe muy bien qué hacer. Para la próxima crisis yo me he pedido ya la cartera de Fraternidad que suena que te pasas y un amiguete me dijo que él aspiraba al Ministerio de Libertad, con lo que completamos la trilogía. Con un par (esta expresión es incorrecta? fácil que sí).

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues no sé si estar muy de acuerdo contigo en el primer punto, porque hasta donde yo sé, las Generalitats -o cualquiera que sea su nombre en cada sitio- no son empresas diferentes, porque, si no estoy muy errado, pertenecen todas y forman parte de eso que llamamos Estado; por tanto deberían de medirse con el mismo rasero. Y en cuanto a sus funciones, supongo que, en todo caso, quienes tengan más obligaciones competencias, serán las nacionales; no confundir con nacionalistales. Por decir algo.

En el segundo punto, vale, intentaré emularte y pillar algo para la prósima.