martes, 20 de enero de 2009

COMIENZA LA ERA OBAMA

OBAMA, REY

Comienza la era Obama con la designación de éste como Presidente de los Estados Unidos de América; éste, como cualquier hijo de vecina tiene un pasado. Pasado que nos puede ir de perlas para acercarnos un poco a su persona, a su personalidad; esa a la que muchos están pretendiendo verle rasgos divinos, poco más o menos. A falta de mayor profusión de datos, podemos tomar como referencia algunas de las frases que nos ha ido regalando a lo largo de estos últimos años.

Cojamos una del 2 de octubre de 2002, en un discurso e Chicago:

“No me opongo a las guerras. Me opongo a una guerra estúpida”.

“¡Guerras estúpidas!”... ¿Guerras estúpidas?... ¡¡¿Guerras estúpidas?!!... Ah, será que las hay estúpidas e inteligentes... aunque, no creo que ni en el país de Obama -donde hay hasta sándwiches de crema de cacahuete- exista ningún aparato para la medición de estulticias; por lo que la valoración no puede ser sino subjetiva. Y, si es así, ¿decidirá el vecino del quinto el grado de necedad de una guerra u otra?... me temo que no; me parece que lo tendrá que valorar quien más poder tenga, que en estos momentos, a diferencia de lo que ocurría el 2 de octubre de 2002, es el propio Obama. O sea, que dejando el 2002 y volviendo al presente, quien dirá si una guerra es pertinente o no, en función de la gilipollez de la misma, será el propio Obama. Lo que no parece que difiera mucho de lo que ocurría con su antecesor.

Para no dar la de cal sin la de arena; ahora copiaré otra frase que dijo en Springfield el 10 de febrero de 207, y que me parece esperanzadora:

“Seamos la generación que por fin libere a América de la tiranía del petróleo”.

Ciertamente América sufre una gran tiranía del petróleo, o más exactamente de las reconversiones monetarias necesarias que tiene que hacer tras las transacciones comerciales con el crudo. Por lo que, como es una causa posibles guerras “estúpidas”, si todas las compraventas no se hacen en dólares, la idea de intentar liberar de esa tiranía a America invitando a ello a sus ciudadanos (“Seamos...), puede ser oportuna, para él y para los demás; especialmente para quienes se saltan a la torera ese imperativo monetario. Quiero recordar, una vez más –ya lo he hecho en otras ocasiones-, que cuando abatieron una caravana en la que resultó muerto un hijo de Sadam Hussein, algunos de los vehículos que componían dicha caravana, estaban repletos de euros.

Esperemos que tenga un buen mandato, quien tanto influye en tantos otros países, además del suyo.

En el ínterin, Zapatero que de lengua sabe como de matemáticas y de todo lo demás, anda por ahí intentando conjuga el verbo obamear en modo subjuntivo.


15 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Creo que el chasco puede ser mayúsculo. Para empezar, en el conflicto de Gaza se mantuvo calladito, jugando al golf, porque aducia que él todavía no era presidente. Y sí, claro, tenía razón, pero esa es postura de burócrata, no del líder mundial y renovador que han querido presentarnos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Y la sospecha se acentúa por la oportunidad del alto el fuego.

Personalmente no le tengo ninguna manía a Obama, pero me parece que esa especie de legada del Mesías que se nos está imponiendo, sobre todo por ZP & Boys, me parece excesiva de momento. Es más creo que a él mismo también le está asustando.

Anónimo dijo...

Obama con subtitulos

http://my.barackobama.com/page/content/espanol

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Desde luego, Anónimo, no se puede negar que es una discurso técncamente perfecto: ilusiona y ofrece un protagonismo compartido para todos. Veremos hasta dónde llega o hasta dónde le dejan llegar.

Gracias por facilitar esta información.

A. Sánchez dijo...

Creo que la gente espera demasiado de este hombre, ¡incluso milagros!.

Hasta los más laicos, como nuestro Zapatero, esperan obamenado que Barack empieze milagreando, a ver si de rebote algún milagrito cae de nuestro lado, que falta nos hace.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

ángel, creo que lo va a tener difícil, porque le han buscado un perfume demasiado amplio: negro, pero blanco al 50%; con vínculos islamistas, pero muy metido hasta las cejas en alguna iglesia cristiana; campaña sufragada por los judios, que paran de tirar bombas para su nombramiento; hermanos también mestizos, pero de otras etnias; que quien (Z) le toma por izquierdista laico, pero la última aparición antes del nombramiento es entrando en la iglesia y el primero que "larga" en la tarima del nombramiento es antiabortista y anti matrimonio gay... Demasiado, ya te digo.

Peggy dijo...

Se espera de el , porque el anterior presidente fue el mas nefasto de la historia ...veremos que pasa con guantanamo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Seguramente, doña Peggy, ni el anterior sería todo lo desastre que se nos hizo ver, a través del filtro mediático, ni éste vaya a ser lo contrario, observado desde el mismo prisma; los EEUU tienen peculiaridades que hacen que sean muy diferentes a Europa. Se nos está presentando a Obama como un representante de la izquierda y negro. Pues bien, ya me dirá usted si cualquier político de la izquierda europea, aunque los hayan cristianos, haría su última aparición pública, antes de la ceremonia de su investidura, entrando a una iglesia o si en el acto de su nombramiento permitiría que el primero en hablar fuese un religioso antiabortista y que se manifiesta en contra del matrimonio homosexual, por no hablar de el crédito que conseguiría en ese sector de votantes si se manifestase a favor de la pena de muerte, en algún supuesto. Aquello es un mundo y éste es otro.

No me cabe ninguna duda de que ahora, sobre todo aquí en España, se nos vaya a presentar como un santón más que como un político: Zapatero va a intentar limpiar la ofensa que hizo a todo el pueblo norteamericano queriendo hacer ver que la ofensa se la hacía solamente a Bush; lo cual, cuanto menos y en euros, dólares, soldados y otras cosas nos va a costar sangre, sudor y lágrimas, amén de sesiones de obamoterapia, hasta la saciedad.
Con todo esto, quiero decirle, doña Peggy, que no creo que los lobbys, tan fuertes en los Estados Unidos, dejen mucho mayor campo de acción a Obama que a Bush. Ojala todos los guantánamos caigan.

Violetera dijo...

Obama es un presidente mito, como en realidad han sido todos los presidentes de Estados Unidos: el sueño americano hecho hombre. De todos modos, digo sin miedo a equivocarme que el mundo entero tiene derecho a estar ilusionado con esta nueva era. Total, después de Bush, no puede haber nada peor.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Si consigue romper esa ilusión -deseo que no-, seguramente será más "malo" que su predecesor. por tanto, Violetera, prefiero esperar para valorar a este mito prefabricado, que parece ser Obama. Sabiendo que como todo se teje en telares arcanos, posiblemente su función será la de recuperar la buena imagen de los EEUU.
Saludos

Violetera dijo...

Bueno, ya será todo un logro para los americanos si lo consigue. De todos modos, tienes razón, pero la ilusión tampoco es mala, y si la caga, será incluso peor. Cuantas más expectativas hay puestas en alguien, más posibilidades hay de terminar desengañado...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Claro, si hasta él mismo parece que está abrumado con todo lo que se espera de su persona. Personalmente, me mantengo espectante porque tengo la sensación de que es u presidente de diseño. Al margen de todos sus valores y capacidades.

TortugaBoba dijo...

Jomío, estoy dos días de baja blogueril y me tienes tres entradas publicadas. Avisa, leche.
Allá voy.
Yo no creo en los milagros. Ni en Obama. Creo en que este señor es un cambio, sí, pero no va a caminar sobre las aguas, no va a erradicar la pobreza, parar el cambio climático ni nada. Más que nada, este señor lo que ha conseguido es que se termine la era Bush, que es lo que a mí realmente me importa. Porque si llega a ganar McCain, a saber qué nos hubiera deparado la gran nación. Coño, la que han liado para la puñetera investidura. Que sí, que se hace ante el pueblo (qué poético y qué lindo tú), pero con la crisis que tienen, ¿cuánto se habrán gastado en seguridad, festivales, cenas y demás? Hombreee, y ahora llega y congela el sueldo de los altos mandos. Claro macho, haberlo avisado, y no se gastan dinero en un traje de Armani para verte jurar sobre la biblia (con lo bien que lo retransmitían por la tele).
Lo dicho, que para mí, la era Obama empezará otro día. Para mí, ha terminado la era Bush. Ya lo había dicho antes, pero es que quería enfatizar. Tú enfatizas EL DOCUMENTO, yo que se haya ido el tío petardo este. Por cierto, ¿ooonde estaba McCain?
Besoooooooo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tortu, jamía, te has librao de milagro, que ya estaba apunto de denunciarte a la autoridad competente por tu desaparición: ¡que eso no se hace, m’hija! ¡Sé responsable, si te haces una cartera de fans, cuidala!

O sea... tú que dices lo que dices, dices que se ha terminado la era Bush... pues lo veremos, niña, lo veremos: Mujer, que tiene que hacer cosas ahora al principio... pues claro; como las hizo el tal Zp, y mira ahora cómo nos luce el pelo... claro que él en su eterno papel de Pilatos: ¡como si lloviese!

MaCain creo que estaba en el evento; pero ahora me haces dudar.

Resumen: Ha terminado la era de Bush, ahora empieza la de su espíritu, o sigue, que al final los EEUU son los EEUU (ja, ja, ja... esperemos que no).

technology dijo...

prada bags
prada wallets
prada bag
prada handbag
prada handbags