jueves, 29 de agosto de 2013

POLÍTICA FICCIÓN

 

10 comentarios:

Tracy dijo...

¡Calla, calla!, no des ideas a los tontos.

Temujin dijo...

Ejem, ejem... Noto una sutil y fina ironía, en esta viñeta...Un saludo.

Mario Saladich dijo...

Hombre, con nuestra neoamiga la Kirchner aun habría alguna posibilidad, ella está necesitada de gestos, pero con este neoruso, neocon...

Marina dijo...

Yo también quiero ir...¿Puedo llevar petardos de esos que se meten por el c....?

Besitos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Es por si se mueven aunque sea a base de banderillas de fuego, TRACY.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Sutil ironía, TEMUJIN? Pues si me ha quedado más basto que la paja de habas. Pero, en fin, que no somos capaces de jugar nuestras cartas, porque eso que apunto podría traducirse en un guiño y seguro que se lo pensaban, ya que parece que no se dan cuenta esos prepotentes (británicos y americanos) de que las llaves del estrecho las tenemos nosotros y Rota, también, que ya está bien de servilismos a cambio de nada
Y personalmente, el pedrusco no es que me interese mucho, pero, hombre, cuando empiezan a meterse con los pescadores de bolsillos esquilmados, ya sería hora de que alguno de nuestros gobiernos los defendiese.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues sí, MARINA, puedes llevar petardos, porque estos con tus enjundiosos pensamientos no creo que reaccionasen.

Anónimo dijo...

El problema es que el peñon sigue allí como una permanente manifestación de la soberbia de algunos pueblos...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Anónimo?... Pues yo creo que te he pillado, tú eres Andrés Rábago García, alias El Roto.

Anónimo dijo...

Pues, no...frío, frío...