domingo, 11 de marzo de 2012

11M

24 comentarios:

Marina dijo...

Bueno, te dejaré ahora el beso que no te he dejado en el anterior post...

Besos con enchufe.

BB dijo...

No hay condena suficiente para quienes perpetran un acto terrorista. Ni espacio para el olvido.
Besos
BB

María dijo...

Solo un besos para los que no están y otro para ti y...
Que jamás, jamás se repita una cosa así, ni aquí, ni en ninguna parte.


Dulces sueños para todos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues yo, a pesar de que te dejado de las dos cosas allí, aquí repito, MARINA.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Así es BB. Nada más que añadir.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Un buen deseo, MARÍA, para estar en este mundo que nos ha tocado transitar.

Besos,

Temujin dijo...

Hay veces que uno siente rabia, el día del atentado.
Otras veces siente vergüenza, cuando oye a los políticos y a algunos periodistas manipular la muerte de cientos de personas; les da igual para acceder al poder o para vender periódicos. Algunas asociaciones y algunas declaraciones, bien pudieran haberse evitado.
Luego nos extrañamos de algunas cosas...
Un saludo y mi respeto hacia los que murieron de forma atroz...

Sue dijo...

No hay nada que añadir, en efecto, si acaso el recuerdo que aún guardo de la sensación al viajar en tren (no dejé de hacerlo) las semanas e incluso los meses posteriores al 11-M. No era miedo, ni rabia, era... era otra cosa. Una mezcla de incomprensión por lo ocurrido y empatía con todas y cada una de las personas que fueron víctimas de esa barbarie. Era una sensación compartida por todos los viajeros.

Hay gente de mi trabajo que volvió a nacer ese día. Literalmente.

Un beso.

Tracy dijo...

Hemos coincidido en la entrada y aprovecho para reiterar mi repulsa ante esos hechos tan horribles.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Coincido contigo en tus apreciaciones, TEMUJIN.

Saludos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Un gran zarpazon nos dieron a todos ese día, SUE.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

será que andamos en la misma o parecida onda, TRACY. ;-)

Besos.

BB dijo...

María, usando a Juan, como puente, te debo un par de comentarios. No te olvido mi querida amiga.
Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Vaya, ahora soy un puente, ¡qué gracia!

MTeresa dijo...

El mejor homenaje
a las víctimas del horror
que cambió España
es recordarles.

BB dijo...

Hay puentes y puentes...

BB dijo...

Te has enojado, Juan? Siempre creí que me habías dado un salvoconducto...
No ocurrirá otra vez... Promise!

Raúl dijo...

Sin palabras, pues.

Vicente Rubio dijo...

Amigo mio Pascualino, me ha hecho gracia tu nombre y tu fotografía y me ha recordado a un gran amigo mio, gracioso, simpático, buena persona hasta la saciedad y un gran cómico, Se llamaba artisticamente D. Pio un valencianote muy gracioso, no se si llegaste a conocerle.
Lo del 11 M es la historia mas triste de la historia negra de este Pais antes llamado España. No es posible que ocho años después estemos donde estamos con tantísima duda, aun suponiendo que todo sea como se ha dicho que es, pero que nadie se cree.
Un abrazo amigo y si vienes por aquí tienes un amigo y una falla para comer una buena paella y unas noche de verbenas y eso que no es un hospital por eso de (Ver-venas)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No creo que se nos olviden, MTERESA.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Es verdad, BB, hay puentes de plata.

Hasta pronto.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No soy de enojo fácil, BB. Mira como sonrío:

;-)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sin palabras, RAÚL.

Saludos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Hombre, no, VICENTE, que ese no es mi nombre;es sólo el de un personaje de cómic, aunque esté inspirado en un sardo real.

Sí conocí a D. Pio, claro.

Cierto, hay cosas difíciles de tragar.

Lamentablemente no puedo aprovechar tan gentil invitación, pero es que voy por pocos días y la familia en mucha. En otra ocasión. Gracias.

Saludos.