jueves, 8 de marzo de 2012

HABLEMOS DE SUICIDIOS


Hace unos meses, concretamente el 28 de noviembre del año pasado, una aguda blogera que algunos de vosotros conocéis, Bárbara Blasco, desde su blog, “Dame una tregua”, se planteaba el asunto de los SUICIDIOS o, para ser más exactos, el silencio con que parece van acompañados.
 Yo hablo.
Ayer tuve noticia de dos suicidios cercanos. Coincidencias en ambos casos: Dos mujeres jóvenes en paro, como sus compañeros,  que instan a sus respectivas parejas a ir a llevar a sus hijos al colegio. A la vuelta de éstos, una ahorcada, la otra se ha echado al tren.
 Como Bárbara, me pregunto:” ¿Cuánto?, ¿mucho?, ¿poco?”… en todo caso: ¡DEMASIADOS!

22 comentarios:

Temujin dijo...

Siempre me pregunto las causas que llevan a una persona a suicidarse.
No lo entiendo...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Aa mí me parece, TEMUJIN, que el no ver ninguna salida, sea o no real, puede ser una.

Saludos.

María dijo...

A mi no JUAN, a mi sinceramente me importan muy poco las estadísticas de cuantos se han tirado por la ventana o se han colgado, lo único que me importa y de verdad me gustaría saber es ¿cómo poder evitar que alguien tome una decisión así?

Este es un tema que he vivido desgraciadamente demasiadas veces cerca, demasiadas. Personas a las que quiero muchísimo destrozadas porque un día entro la zarpa de la muerte sin previo aviso y se llevó por ejemplo, a un niño de 15 años, a otro de 19, a otro de 23, a otro de 29 y... todo esto en poco más de 3 años...

No nos equivoquemos, el suicidio no es un tema que nos haya llegado con la crisis económica, llega con la crisis personal, llega cuando a alguien se le hace imposible seguir viviendo, llega... en realidad, no comprendo... ¿ alguien sabe por qué llega?

Sólo sé que cuando llega, las familias de estas personas quedan desarmadas para siempre, con el dolor instalado de por vida y los que estamos cerca sintiendo la impotencia de verlos sufrir a lo bestia, sin poder hacer nada más que eso, mirarles desde cerca y acompañarles en su sufrimiento.

Te voy a contar algo terrible. Por una vez, vas a hacer de mi confesor ¿me dejas?

Verás, hace no más de un mes... leí un poema en un blog, me pareció tan claro que hablaba de la intención de suicidarse de alguien, que sin conocer mucho al bloguero, pero ante la duda de que pudiera tener algo de real, le escribí y ¿sabes lo que me contestó JUAN? que efectivamente, esa misma mañana había pensado tirarse por la ventana, en cuanto lo leí, le mandé otro correo con mi número de teléfono , para que veas que loca estoy...porque de pronto me acordé de SIMÓN, GONZALO, ADRIÁN, RODRIGO ( todos los familiares y amigos cuyas edades te escribí arriba) y me dije ¿y si en el último instante alguien hubiera podido hablar con ellos? ¿y si todos dieron un último grito que nadie escuchó?... en fin JUAN, este es un tema tan doloroso para mi, que sólo me interesa una cosa... tener mis oídos bien abiertos y estar bien atenta por si un día grita alguien, poder escucharlo... creo que si en el último instante, alguien les dijera ¡¡ESPERA, POR FAVOR!!
nadie se suicidaría...

Nadie debería olvidar que la vida es lo único valioso que tenemos, terminar con ella, es lo más tonto que un ser humano puede hacer... por muy terrible que sea hoy, siempre hay mañana y terminar con esa posibilidad es quedarte sin nada.

Ojalá lo recordáramos siempre y pudiéramos recordárselo a los que lo olvidan.

Siento el rollo, de verdad, pero me ha salido del alma. A ver como hago para que se me olvide esto ahora...


Un beso JUAN.

Sue dijo...

Un compañero de trabajo (al que yo solo conocía por referencias) también se ahorcó la semana pasada. Le encontró su hija. Al parecer tenía deudas.

Las razones para suicidarse no caben en un comentario, los juicios de valor sobran, se trata de una "decisión" muy personal y como tal, respetable. Podemos entrar en si es una decisión egoísta o cobarde, pero yo, a parte de que no lo creo, no voy a entrar en ello.
Solo imagino la angustia por la que un ser humano debe pasar para llegar a efectuar el acto. Porque una cosa es pensarlo (a mi se me ha pasado por la cabeza alguna vez en el pasado) y otra muy distinta llevarlo a cabo.

Por supuesto que la vida es bella, o puede serlo, pero eso no tiene nada que ver.

Un beso.

Reyes dijo...

Recomiendo un libro,"Delicioso suicidio en grupo" ,del finlandés Arto Paasilinna.
La única forma posible de reírse con el tema.
...
Siempre he entendido bastante bien ese callejón sin salida; y entiendo que cuando alguien lo hace es porque está seguro de que es lo mejor.
No creo que nadie se plantee si es egoísta o deja de serlo y tampoco creo que no quieran a sus seres queridos; sólo que en ese momento ,en ese minuto breve de la vida humana que ya de por sí es breve (no veas mi acojone de cara a mi próximo cumpleaños)lo ven así.
Lo sienten como necesario,imagino que no existen otras posibilidades.
También el sistema en el que crecemos o decrecemos como personas nos educa en ese sentido para que cuando falla lo que se supone que es la base,allá que vayamos.
Me gustaría que la gente creyera más en sí misma.
De conseguirse,estoy segura de que bajaría la estadística.
(Y es cierto,los suicidios se silencian,es curioso).
Besos,Juan.

MTeresa dijo...

Es impactante,
una verdadera desgracia,
tal vez la incomunicación
nos aboca a este final
terrible.

Reyes dijo...

Hablo de gente adulta.
En casos de críos como los que nos contaba María,supongo que puede haber un tema genético,tanto la extrema sensibilidad que nos arrastra a esa pulsión pueden heredarse,y salir en momentos tempranos de la vida.
En cualquier caso es tremendo,sí.
...
(a veces corro demasiado).
Abrazos.

BB dijo...

Yo conozco a varias personas, allegadas, que tomaron esa terrible decisión, por considerarla el único camino posible. Es triste. Cuando amamos la vida como lo único real que tenemos, se nos hace difícil que alguien quiera terminarla, acabar con ella, antes del plazo estipulado. Sin embargo, éstos se adelantan, toman el tren expreso, sin paradas intermedias, sin esperar encontrar nada al final del túnel, solo desaparecer, terminar, huir.
Cuando se trata de jóvenes, es más triste, pero la desesperación es mayor a esa corta edad, cuando no has aprendido a sufrir.
Es un tema espinoso, difícil de tratar... Porque la vida es una, y no hay repuestos disponibles.
En algunos lugares, silencian estos suicidios, pero en otros sitios, no sucede igual y es por ello que culpan a los medios de promoverlo y por ello ser la causa de suicidios en cadena.
En fin...
Besos, angustiados.
BB

BB dijo...

Yo conocí...(corrijo)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé, MARÍA, pero tampoco parece baladí lo de las estadísticas, puesto que cada número se corresponde con una persona; lo que no es óbice para desear que con cualquier barita mágica pudiésemos evitar cada caso.

Claro que llega con una crisis personal, pero una crisis económica monstruosa creo que puede ser determinante en casos muy concretos de desesperación en que no se ve otra salida.

La verdad es que aunque dejen señales, muchas veces es difícil de notarlas con nitidez. Te cuento otro caso, no recuerdo si ya nos conocíamos en esto de los blogs: En mi blog entraba puntualmente, casi siempre el primero un joven médico, que siempre relataba historias muy macabras en el suyo; se le notaba una propensión a esa moda de lo gótico, que tan de moda está entre algunos. Había algo inexacto en sus relatos que podían inducir a pensar que pudiese acabar como, al parecer, terminó. Un buen día dejó de escribir y unos días después su hermano, según dijo, encontró las claves y accedió al blog, para decir que había fallecido. Te cuento esto porque creo que no siempre es fácil de detectar esas intenciones, aunque lo sospeches lejanamente. ¿Qué hacer, pues?

Bueno, te deseo un buen finde.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

SUE, a mí también me parece una decisión respetable, siempre que no sea inducida. Por eso, como Bárbara me he hecho muchas veces la pregunta sobre el número, porque creo que casos todos conocemos, pero no los medios de comunicación no suelen hacerse eco de este asunto.

En fin, buen finde y la semana que viene, más.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Supongo, REYES, que las causas en cada caso serán diferentes; digo “las causas”, porque me imagino que confluirán varias y variadas, según cada personalidad: no creo que tuviese los mismos motivos Mishima, por poner un ejemplo, que quien decide hacerlo con la mayor discreción y recogimiento. Naturalmente, como bien dices, la valoración de la vida también es diferente en cada individuo. Ahora, eso de que la vida es bella… queda bien para un título de película, porque, sinceramente, hay vidas que deben de ser de un monótono, que ya, ya…

(¿A que es muy curioso, Reyes?)

Besos, para el fin de semana.

Marina dijo...

Ya no sé ni lo que te iba a comentar. Me acuerdo perfectamente de la persona de la que hablas. Yo tb fui a su blog y "hablé" con su hermano.

Cualquier cosa que te pensara decir, ya no me apetece.

En vez de dejarte un beso ¿Me das un abrazo?

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

MTERESA, a mí me parece que deben de ser un cúmulo de cosas que se van juntando, hasta que al final no se ve la salida. Aunque, lógicamente, siempre debe de haber una que haga de detonante.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Desde luego REYES, una sensibilidad extrema puede ser un buen -mal- condicionante.

No, to de disculpes, que ya sabebos a veces corres demasiado, pero eso forma parte de tu forma de ser.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo que pasa, BB, es que, en eso del amor a la vida, creo que también habrá distintas sensibilidades, por eso nos resulta tan difícil de entender, porque lo medimos todo con nuestro propio punto de vista.

Saludos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Claro que te doy un abrazo,MARINA; cómo no si es un honor.

Besos, también.

Tracy dijo...

Es un tema vastante peliagudo, me aterroriza pensar como tiene que estar una persona para quitarse la vida, que es lo único que tenemos además de intuir el daño que le vamos a hacer a los nuestros.

Tracy dijo...

¿Cómo he podido poner BASTANTE con v?
Me he llegado por aquí para ver si me habías respondido y... ¡¡¡horror!!!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pero debe de llevarse a cabo en momentos tan desesperados, TRACY, que seguro que no reparan en eso.

Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Eso no es naca, TRACY, si te digo que soy nacido en mayo y casi siempre dudo si es mayo o mallo...

Besos.

Liz- juegos de futbol dijo...

Muy buen articulo, me trajo varios recuerdos.