viernes, 13 de febrero de 2009

LO MÁS CERCA... (II Parte)

... DESCONTANDO SU PENSAMIENTO
No recuerdo por qué año sería. La época sí: hacía frío; y, aunque tampoco recuerdo qué vestía para combatirlo, lo más probable es que lo atemperase, además, con algún estribillo de los Stones, a forma de mantra. El sol de bajo consumo de París, requiere lo que sea para compensarlo.

Su despacho era como aquellas librerías parisinas de pilas apiladas. Y allí, entre los montones de libros y su sempiterna anécdota nobiliaria (no en balde ocupaba no sé que puesto en la escala ordinal al poco probable trono de Francia, siempre avalado por su apellido aclarador e inconfundible; el 17º o por ahí, si no me falla también en eso la memoria), lucía su noble y caballeresca cabellera.

Pero a su edad ya avanzada, y en una especie de rito por tiempos, no era ésa la única anécdota que Michel refería a sus visitantes; al parecer, la que le seguía, en orden cronológico, siempre era la de la prueba de las armaduras medievales y tras más entrelazadas con los asuntos profesionales, se hacía el tiempo de tomar algo.

Allí, cerca de Larousse, a unos pasos, en uno de esos típicos bares de París, con terraza cubierta, mantel blanco y pastor alemán, tenía lugar la última fase del ceremonial: champagne y ostras, allí donde los tomaba Cortázar.

32 comentarios:

Inga Luv dijo...

Quiero ir.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Yo no lo sé; me suena a música muy lejana... Sempre nos quedará Albacete..

Inga Luv dijo...

Albacete tiene su encanto. ¿Hay música de acordeones por las calles?

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Hace unos años, en un tablao flaenco de alli, me hicieron unas fotos, en plan guiri, para ponerlas en la pared, junto a otras que ya había. ;-)

Inga Luv dijo...

Ah, entonces no se hable más. Voy.

semifusa dijo...

¿No estaréis pensando dejarme a mí en tierra, verdad?
¡Un momento, que hago la maleta ya mismo!
:D

TortugaBoba dijo...

Vamos a poner un poquito de orden: aquí o vamos todos, o no se mueve nadie. He dicho. Tú no puedes ponernos la miel en los labios Juanito, y ahora hacernos de lado, no, no, no (es que estoy escuchando a Amy, lo siento, me sale el estribillo). Semifú, no hace falta maleta, Juanito nos compra lo necesario por esos lares, que no se diga que la crisis nos afecta.
Muaksssssssssssss

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

A ver, Inga, tú que tienes más "clientla", ¿no tenemos a ningún bloguero/a en Albacete, que nos invite... es que ya vamos siendo mogolón.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Semifusa o Semidifusa o como te llames: sube que te llevo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

A mí no me importa compraros lo que sea, doy por supuesto que Tortu ahorrará en choco unos días y pondrá la pasta.

Shikilla dijo...

París me gusta incluso sin ostras. Suena a memorias y a sueños, a deseos inconfensables e inocentes y a inolvidables canciones de Jacques Brel.

TortugaBoba dijo...

Jacques Brel... Nada más que por eso merece la pena Shiquilla.
Beso.
(Juanito, yo no ahorro en asuntos de chocolate :P)

Inga Luv dijo...

Me voy un rato y se apunta aquí tó cristo. Vale, acepto que vayáis (vosotras dos) en los asientos traseros (y sin pintarse las uñas) , yo conduzco y MSM que cante, pregunte el camino, y doble el mapa.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

O incluso a Édith Piaf y a Juliette Gréco, Shikilla. Pero no nos pongamos moñas.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tortu, ¡¿que no ahoras por nosotros en asuntos chocolareros?! ¡Mira que se resurge el fuego del anciano volcán que creíamos demasiado viejo, verás.!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Es vuena la solución: si yo canto no hay quien se duerma al volante. ;-)

Terapia de piso dijo...

Ostras y champagne... nada mejor.

José Roberto Coppola

PEGASA dijo...

Vaya día de San Valentín te estabas preparando, París, un café típico, el champagne, las otras. Pero te chinchas porque te vamos a chafar el plan Juanillo. Que ganamos por goleada las chicas, con que vamos a tener que alquilar un autobús porque en el coche ya no cojemos todas. Bueno yo iré volando para seguir bien tus pasos por si te quieres escabullir y escaparte, que eres muy pillín!!!,

semifusa dijo...

No, si todavía tendremos que dar las gracias y tó por no tener que ir atadas con una cuerda a la matrícula del coche... jajaja.

¡Buen sábado!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ostras, champane y una buena compañia -cada cual piense en la que le gstaía para atravesar un puente hacia el infinito-, así creo que está más completo, José Roberto.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No me podría, ni quería, escaparme de tanta tan buena compañía, Pegasa.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Semidifusa, no te preocupes que no será ecesario, ya nos apretamos todos un poquito y cabemos todos.

TortugaBoba dijo...

Yo no quiero dormirme en el coche, y oye, que yo canto también. Y no, el chocolate me lo como y no lo comparto!!! Hala.

Bárbara dijo...

Me voy pa París a finales de mes (a encontrarme con mi Delphine, ay) así es que ya estás desembuchando el nombre de ese bar. Para champagne y ostras no llegará pero para una caña y unos panchitos, sí...

PEGASA dijo...

Con que puente al infinito, ehhh!!!, pos sabes tú que te digo. Que pareces más bien el sultán Ali Baba y nosotras las 40 ladronas jajaja. Con que nos vamos a una Jaima al Sahara.
Tortu a mi me tienes que dar un poquillo chocolate. Niña si vieras lo que me acordé de ti. Me regaló un socio una caja de bombones que había traido de Suiza. (los que tiene parné viajan mucho, tu ya sabes por tu tía la rica). Tortu que ricos, que cosa mas rica. Si me daban pena hasta comerlos por que no se gastarsen. jaja.
Eso si que es cruzar el puente al infinito. Juanillo. jajaja.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No te preocupes, Tortu, cantaremos a dúo si se tercia. De lo del chocolate, habrá que hablar seriamente.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Chiqueta Bárbara, hace ya bastantes años de eso, así que me acuerdo levemente de muchos de los detalles –el del nombre, entre ellos-, pero te diré de lo que recuerdo, a ver si con eso y con la ayuda de tu amiga Delphine, lo puedes hallar, caso de que aún siga, claro.

Mis recuerdos son algo confusos y se me cruzan dos, como en nebulosa, como si fuese un sueño, pero los dos se centran en la misma zona:

1- Saliendo del jardín de Luxemburgo, dirección al Bd. Saint Germain., en la acera de enfrente, no a muchos metros.

2-Siguiendo en esa dirección, y legando al Bd. Saint Germain, cruzando la calle, más o menos a esa altura.

El bar es –o era-, como dije, uno de esos con terraza encristalada, de superficie cuadrada –ya sabes que la mayoría son rectangulares- y si me apuras te diré que creo que uno de sus lados coincidía con una pared de un edificio; un sitio bastante exclusivo, con manteles de hilo blanco y toda esa parafernalia que se paga. En este caso, como supondrás no pagaba yo; quien me levó fue quien apoquinó, como cualquier buen preceptor que se precie. Esta persona, que ya era bastante mayor, puede que ya no exista –yo ya hace tiempo que le perdí la pista, aunque puedes adivinar quien era, pues en mi entrada hay datos suficientes para deducirlo, aunque como es natural, estén un poco encriptados.

Lo del pastor alemán, como es de suponer, no es cierto, lo puse sólo para dar la imagen general de esos bares o restaurantes parisinos; ya que, en caso de haber habido un perro , sin duda hubiese sido un borzoi, por lo menos.

Ya sé que no son muchos datos, ero espero que sean los suficientes para que lo encuentres y con tu desbordante imaginación, puedas completar la escena.

Saludos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Deja, deja Pegasa, que con 40 ladronas a mi alrededor, corería el reisgo de quedarme despluma'o.

Además, ¿cómo íbamos a aprovisionarnos de todo chocolate que necesitaríamos para Tortu, estando en el Sahara? Según cuentan las crónicas, ya le costó lo que no está en los escritos a Police conseguir el agua necesaria para invitar a té a una sola zagala... conque.......

A. Sánchez dijo...

¡Qué tendrán las ostras y el champán, Dios mío, a la verita del Sena!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Hola, Ángel, ya ves, en mi caso, parte de un ceremonial, pero por lo visto, para nuestras amigas algo más, que ya están ornizando un viaje otrero-champañero y todo.

TortugaBoba dijo...

¡Hombre Ángel! Se te echaba de menos :)
Sigo en mis trece: no comparto el choco.
Beso!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues por eso,hale, a París, que Albacete es Albacete... y te entienden y todo.