sábado, 20 de septiembre de 2008

ESPAÑA... O EL DESPROPÓSITO

SUMA Y SIGUE, QUE VA DE TALONARIO
El Gobierno de España, capitaneado por ZP, parece haberse vuelto el representante más eficaz de los nacionalismos periféricos excluyentes y en especial el de Cataluña. Los raudales de dinero que viajan desde el gobierno central hacia la comunidad catalana, va in crescendo, –“ Madre, yo al oro me humillo, él es mi amante y mi amado"- ya que la pasta, y no otra, es la causa real de tanta beatificación terrenal, tribal y lingüística. Por más que...

ZP, el hombre, que de economía y otras cosas está más pez que una sardina, antes de ser pescada, de lo que sí entiende es de comprar voluntades –“pues que da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero”-
y si de fueros catalanistas necesita, qué mejor que ayudarles en su conquista de fueros y territorios.

El futuro imperio catalán necesita de territorios, ya que de por sí es bastante raquítico, y así, con dinero de todo quisqui, español de nacionalidad y sudado de laboriosidad, se sufraga esa fantasía de los “Països Catalans” que, gracias al protectorado de su padrino, don ZP, va incrementándose: Si otrota fueron Valencia, Baleares, parte de Francia y parte de Italia, ahora le toca la cosa a Aragón, que va a reclamar como propia, también, la lengua catalana –y ya van tres-, lo cual, a primer golpe de vista, va a suponer una entrada de “guita” para esa comunidad, a la que Marcelino no parece que quiera hacerle ascos –“y pues es quien hace iguales al duque y al ganadero”-, ¡dejémonos de tonterías!
Y todo porque el lector de cabecera de Borges, algo más tiene que haber leído –“ Pero pues da al bajo silla, y al cobarde hace guerrero”, por lo menos- y, como dice un dicho popular: “¡Leche!, que el que lee sabe y el que sabe, se aprovecha”. Por lo que, supuestamente, habiéndose sentido bajo y poco caballero, ha optado por pasar por la calle de en medio, para auparse en ambos sentidos y aderezar a todo el que se avenga, con una lluvia de vil metal, redundante en beneficio de ambos. Atrayendo para sí – “y pues él rompe recatos y ablanda al jüez más severo”- cualquier voluntad que cotice en el parquet.
Pero, en el ínterin, buenos partidos de futbol, cortinas de humo y demás zalamerías, que hasta al Monarca hacen poner de la parte del susodicho, mientras el pueblo, que a ambos y a más sustenta, parece tener vocación de mileurista y algo peor, pues el dinero que debería repercutirle en servicios sociales, se escapa hacia la génesis de naciones tan doradas como el color del dinero... Y el sufrido de a pie: como si lloviera

“Poderoso caballero es don Dinero”.

4 comentarios:

Shikilla dijo...

Hablando de buenos partidos de futbol y demás zalamerías ¡¡Mi Atleti ha ganado 4-0!!

Aparte de eso y de extender mi euforia doquiera que vaya, sigo contigo y con Quevedo que dice:

y pues al pobre le entierra
y hace propio al forastero,
poderoso caballero
es don Dinero.

TortugaBoba dijo...

Qué follón, o como diríamos por estos lares: ¿qué gitanerío es éste???? No hay quien se ubique, no.
Buenísimo lo de "el padrino". Tienes que ponerle algodones en las encías de abajo y ya es un mafioso cualquiera.
Beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Felicides por ese triunfo tuyo-atletico... (pero, si yo fuese de fútbol, siendo valenciano, ni te digo). ;-)

Vaya, a la pareja de don Quevedo y doña tú, me he de unir para formar un trío... pues no suena nada mal... bueno, del todo bien tyampoco suena; suena a política, donde se asciede -por mi parte- sin méritos....

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tortu, lo que propones es una solución; otra, visto lo visto, es quitarle los algodones a don Brando, alias Corleone, ya que no son imprescindibles.