viernes, 26 de septiembre de 2008

NO ME HACE FALTA MEMORIA HISTÓRICA


¡QUÉ NO HARÍAN LOS NACIONALISTAS EN UNA GUERRA!
Creo, si no estoy muy confundido, que andamos en tiempos de paz, aunque, de una manera u otra, los nacionalistas, bien por la vía sangrante -de sangre-, o bien por la vía sangrante –de dinero-, parece que sí están en una guerra unidireccional contra aquellos que no somos nacionalistas: ¡Alguien les debe de dar pábulo, para que puedan hacerla!

Ahora le ha tocado la china a un pequeño empresario de una inmobiliaria de Arenys de Mar, provincia de Barcelona; al parecer por un chivatazo de un vecino, le han urgido desde la “Agència Catalana de Consum” a rotular en catalán, o la cosa le puede costar nada menos que 3.000 €.

¡Un vecino, un vecino hijo de su madre, nada menos ha cometido la baja y ruin delación! No puedo evitar pensar en lo fácil que sería en la Guerra Civil, o en cualquier otra, a gentes de este talante, pasarse por el paredón a cualquiera: ¡Éste es, y no otro, el espíritu fascista! ¡¡Qué no harían este tipo de nacionalistas intransigentes en una guerra!! Ya no me hace falta la “memoria histórica”, acabo de descubrir la esencia de todos los atropellos de unos hacia otros, se llama: miseria.
No, no me hace falta la "memoria histórica", porque, en esencia, sigue pasando lo mismo.

7 comentarios:

Shikilla dijo...

Pues aunque no te haga falta memoria histórica, te digo como el refrán...vas a tener tres tazas! Sobre todo si se empeña Garzón en revivir aquel pasado que debiéramos haber superado ya.

Saludos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Un vecino delata a este pequeño empresario por no usar el catalán en su negocio, ¡y eso en tiempos de paz! ¡Qué no podría hacer ese vecino en tempos de guerra!: Somos nosotros, Shikilla, somos nosotros que, a la mínima, en cuanto pensamos que estamos en una posición de superioridad, con respecto a otro, le atacamos como fieras. Es el germen del odio lo que hace que las personas nos comportemos como auténticos monstruos; ese germen que los nacionalistas han ido implantando a los más jóvenes desde su más tierna infancia.

Lo he comparado con la "memoria histórica", porque seguramente ese vecino, el de la delación, estará gritando como un energúmeno para que se lleve a cabo, sin darse cuenta que lo suyo no es más que un problema de proporción: miedo le tendría yo, en una guerra, a quien en paz es capaz de delatar a un vecino por semejante nimiedad.

TortugaBoba dijo...

Eso digo yo, miedo me daría a mí tener un vecino así. Parece increíble...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Esto, Tortu, cada vez se parece más a la Alemania nazi; supongo que en aquella, como está ocurriendo aquí, la gente se deja llevar por una serie de mensajes que siguen sin pararse a reflexionar sobre ellos. Me parece muy peligroso. Me parecen muy peligrosos estos nacionalistas.

Sandra dijo...

Yo con los nacionalismos no puedo, ni con los nacionalistas, ya q estamos.. A riesgo de perecer una radical.. los hinchaba a collejas a todos. Ea!.

Saludos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tampoco es para tanto, Sandra: tú los hinchabas a collejas y ellos nos deshinchan a bombazos. ¡Esos sí son radicales!

Bolero dijo...

Vengo de tu enlace, te digo lo mismo q a él
Me largué de mi amada Barcelona por este tipo de cosas
Hablo, escribo y me siento catalana, pero nadie me dice como tengo q hablar, q lengua usar ni cuando

Para eso ya tuvimos una época, q parece q nadie quiere parecerse y muchos la siguen

Muakkkkkkkkkkkkkkk