jueves, 8 de mayo de 2008



Las relaciones interpersonales que se establecen a través de Internet, son difícilmente calificables. Es cierto que con la mayoría de la gente con la que te relacionas, lo haces sin poderle mirar a los ojos, como apunta Shikilla, ya que no tienen su imagen puesta en el blog, pero yo prefiero pensar que son ojos límpidos, como corresponde a las personas con las que voluntariamente te vas comunicando, sencillamente porque te agradan. En este punto he de decir que encuentro que en Internet la selección de las personas con las que mantienes una relación, está menos condicionada por factores externos que en lo que llamamos “la vida real”. En nuestra vida cotidiana, muchas veces te ves forzado a aceptar a determinadas personas por el entorno, en la Red, no; sólo aceptas a las que realmente te interesan. Por eso, los lazos que se establecen en este medio, no creo que sean nada despreciables.

Shikilla me distingue ahora con un premio que se llama “Nos Une La Amistad” –precioso nombre para un premio-, lo que me hace sentirme muy honrado, puesto que, en el poco tiempo que deambulo por estos ciber-andurriales, es una de las personas que cada vez voy apreciando más, por su magnífico blog y por la persona que desde éste rezuma. Gracias. (Ah, y de ella sí conocemos su mirada cristalina).

Como no me he encontrado con personas indignas y como es costumbre “rebotar” los premio a otros blogueros, quiero hacerlo a todos l aquellos con los que me relaciono a través de este blog. La cosa va en serio, o sea que, a ver si os lo ponéis todos en vuestro espacio.

Gracias a todos.

2 comentarios:

Shikilla dijo...

Me encanta lo de los ciber-andurriales, me gusta a mi eso de deambular ciberandando por el ciberespacio, ¿o debería decir flotando ingrávida?, no, porque yo de flotar poco, soy muy mediterránea para eso en mis formas, y mira que me gustaría flotar ténue cual gasa o niebla (que lo dice la Rae, ¡eh!)

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Puedes decir perfectamente lo de "flotando ingrávida"; que eso depende de la condición y no de la Física. Con ello no quiero decir que esté de acuerdo con eso de la mediterraneidad, si con ello quieres decir lo que pienso... lo que ocurre es que se acerca el verano... Te puedo garantizar que, en tu último poema, has flotado -y nos has hecho flotar- ténue, pero no como gasa o niebla, sino como gasa Y niebla.