sábado, 7 de junio de 2008

ALBERT RIVERA Y SUS CUATES, O SEA: 4


LOS ÚLTIMOS ACTOS PÚBLICOS EVIDENCIAN A C’S
Leo en la prensa digital, que Albert Rivera, el de C’s, y sus cuates (sa ejecutiva), junto con sus afiliados, en un número que no llegó a la treintena, a pesar de que previamente dos agrupaciones de su partido, pertenecientes a la Comarca del Maresme que, al menos en teoría, juntan a un nutrido cupo de poblaciones, se personaron en el Pleno del Ayuntamiento de Mataró para censurar la conducta de la CUP, que no está por la labor de condenar las acciones terroristas y que piden la absolución, para aquel menda –de cuyo nombre no quiero acordarme- que se dedicaba a quemar banderas españolas.

Desde luego la postura de C’s es la que tiene que ser, porque estar en contra del nacionalismo excluyente, era la señal de identidad que se habían otorgado. No es eso lo que llama mi atención; sino el hccho de que un partido que en las últimas Autonómicas consiguió tres escaños, al hacer una llamada general, con su Presidente y parte de su Ejecutiva a la cabeza, no consiga juntar un número considerable de seguidores para ir a un acto de tal naturaleza: O ha perdido fuelle Rivera y cuando toca el pito no se le oye, o es partido está tan menguado que no da más de sí.

Yo creo que un partido que pretende jugar un poco a la ambigüedad en cuanto al número de afiliados, debería de tener más cuidado, a la hora de programar sus acciones externas, si no quiere que le veamos el rabo. Pretender un funcionamiento virtual “aunando” varias agrupaciones para dar el pego y que parezca una, en actos como el comentado, no creo que les lleve a ninguna parte; al contrario, creo que el único camino que pueden tomar, es el de aumentar sus afiliados. Pero eso es poco probable en un partido en el que, al parecer, su Presidente está sólo pendiente de cortar cabezas a quienes discrepan con su línea, de forma inmediata y, probablemente, con la única intención de ganar el Congreso Extraordinario que sus oponentes, los otros dos diputados, están promoviendo.

C’s, un partido que nació a albur de las nuevas tecnologías y se ha convertido en un partido virtual.