jueves, 5 de junio de 2008

BURRO-HOMBRE

El BURRO-HOMBRE, como las avionetas, en vuelo rasante hace mucho ruido.

4 comentarios:

Shikilla dijo...

Este burro-hombre está despertando mi envidia...¡Ahora resulta que vuela, aunque sea en vuelo rasante!

No quiero ni llegar a pensar cómo estará su ego el día que levante el vuelo, hasta el infinito y más allá.

Angel dijo...

Es el vuelo gallináceo del que hablaba Josep Plà, el de corto recorrido.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

No sé si has reparado, Shikilla, que se trata del BURRO-HOMBRE, el auténtico y genuino BURRO-HOMBRE, o sea a este un vuelo rasante suyo, le parece ese vuelo hasta el infinito y más allá, que tú dices. Es lo que tienen las naturalezas híbridas cuando en uno de sus componentes interviene el terco y no muy bien reputado, intelectualmente hablando, jumento. (De todas maneras, pobres borricos, tener que asemejarse a estos seres, aunque sea metafóricamente).

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Ángel, interpretando así, a grosomodo, esta imagen, podríamos deducir que se asemeja, por lo ostentoso que sugiere el fondo, al vuelo de un pavo real –que no sé si pertenece exactamente a las gallináceas-, pero sólo en el fondo de la forma, ya que el pavo real es capaz de volar hasta bastante alto y sin pilas.