jueves, 5 de junio de 2008

PASQUALINO (12)


(Para agrandarla, pulsa sobre la viñeta)

14 comentarios:

Shikilla dijo...

¡Hay que ver lo que atrae el mundo del cine! hasta Pasqualino se siente tentado y halagado, pensando que será un gran actor. Creo que todos tenemos un poquito de sed de fama, cada uno en su campo. Somos vanidosos, bueno, no es justo que meta a todos en el mismo saco, algunos lo son más que otros.

Angel dijo...

¿Pasqualino casablanqueando y halconmalteseando? Uhmmm ¿Y quién será su partenaire, quién le dará contrapunto? femenino, claro es... ¿o no?

MAP dijo...

El contrapunto femenino de este tipo de investigadores privados, suele ser un policía de verdad, o un militar, o un espía...
las mujeres ejercen de hombre fuerte e imprevisible en estas pelis. Algo debiles también, como los hombres por supuesto...

MAP dijo...

El contrapunto femenino de este tipo de investigadores privados, suele ser un policía de verdad, o un militar, o un espía...
las mujeres ejercen de hombre fuerte e imprevisible en estas pelis. Algo debiles también, como los hombres por supuesto...

MUY SEÑORES MIOS dijo...

No sé, Shikilla, si todos tenemos ese poquito de sed de fama, que tú mencionas; lo que me está pareciendo, a medida quevou conociendo a este personaje, es que todos tenemos algo, o bastante, de Pasqualino. Lo que no sabría valorar, ahora mismo, es si eso es bueno o malo.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Ya veremos, Ángel, en quién recae ese papel. El Bogey de “Casablanca”, Rick Blaine tuvo a la feérica, por etérea, belleza nórdica de Ingrid Bergman como Ilsa Lund; en “El Halcón Maltés”, el actor, ahora encarnando al mítico detective creado por Dassiell Hammett, Sam Spade, se las ve nada menos que a la seductora señora O’Shaugnessy, interpretada por la no menos seductora, Mary Astor... pero Bogey, lo que se dice Bogey, en ni opinión, con quien mejor encajaba era con la inquietante y exótica Lauren Bacall, la chica del famoso “si me necesitas... silba” en “Tener y no tener”. Difícil, de todas formas, lo tiene Pasqualino con tales precedentes... habrá que esperar a ver.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

No sé MAP, pero yo sigo fascinado con la "debilidad" de la Bacall.

MAP dijo...

Esta es fácil ironía contra un comentario serio de sociolocinematografía :) !

Ja ja ja,yo también, por eso, prefiero la Bacall, o la Heyworth, no xxxxs!

Angel dijo...

Map ¿quieres decir un personaje ambiguo o andrógino? ¿híbrido como burro-hombre?

MUY SEÑORES MIOS dijo...

MAP, perdona pero no entiendo tu comentario: no entiendo lo de la fácil ironía ni lo del comentario serios de sociolocine.... ¡¿QUÉÉÉÉÉE´?!

MAP dijo...

Entiendo que no entiendas muyseñor... es que, como dicen en Napoles, estoy "cazziando". O sea diciendo cosas al azar (casi) para ver que es lo que sucede. Sociolocine...es evidentemente un termino inventado.

Androgino, si, tal vez, Angel. casi todos los personajes principales de cine noir, esconden un trasfondo de lloriqueos insoportables sobre la condición humana detrás de una aparente dureza. En ese sentido, el contrapunto práctico y atento a lo cotidiano, suele ser efectivamente una bella mujer, como en la vida misma (andrógina porque tiene, ella sí los atributos que suelen faltarles a los protas hollywodienses).

Pero en las pelis esas, las mujeres son simplemente el GRAN ACCIDENTE de nuestro protagonista sobre su camino hacia la solución de su PROBLEMA MÁXIMO que, al fin de cada analisis, acaba siendo ÉL MISMO.

Por eso se convierten en Mitos. Ulises no sería algún mito sin mujeres como Circe o Calypso en su camino. Si solo se tratara de su vuelta Hacia Penelope.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Pues, vaya... y yo que le encontraba más parecido al Halcón Maltés con Peter Lorre que con Bogey... ahora... pues si que estamos bien... órale (en mejicano)...

En lo de Ulises tengo otra percepción, a mí me parecíar todo anécdotas al servicio de una trama general; un poco como aquello de las Vidas Ejemplares. Pero, eso es lo que tienen lo mitos, que tienen vocación total.

Angel dijo...

Me ha hecho gracia tu visión del contrapunto femenino en las pelis de cine negro: "El gran accidente". Todos tenemos, por lo menos, un gran accidente en nuestro camino, que nos ha cambiado la vida, a unos para bien y a otros para no tan bien.

La sabiduría está en saber sacar partido y provecho a ese gran accidente sin que nuestra andadura por este mundo de dios se vea resentida.

¡Joder! me he puesto filosófico-sentimental...

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Es que es lo tuyo, Ángel, se nota.