sábado, 14 de junio de 2008

NO DOY CRÉDITO A LO QUE PASA




¿ES ESTO UNA VUELTA A LA ESCLAVITUD?

Pocos motivos le van a quedar a Rajoy y sus compañeros del PP para seguir siendo los “malos de la película” si ZP continúa por el camino que parece haber iniciado.

No termino de entender un Gobierno que se dice socialista y que trata con las grandes empresas del transporte, mientras a aquellos que sólo son empresarios nominalmente, ya que poseen uno o dos camiones como mucho y deudas hasta las cejas, los crujen y sangran sin piedad. Está claro que tras la crisis de la construcción sobran un puñado de camioneros en España y van a ser estos currantes a los que, por conveniencia de las grandes empresas del sector, convirtieron en autónomos.

Ahora -espero haber oído mal la noticia en el telediario- toca hacer ajustes por la parte de la inmigración y concretamente en la reagrupación familiar: van a ponérselo difícil a los hijos e imposible a los padres de los trabajadores extranjeros. Claro, ahora ya no les necesitan ni para la construcción ni para engrosar el número de inscritos a la Seguridad Social, ni para nada; así que optan por ponerles trabas para que tengan una vida familiar normal: ¡A ver quién se anima a venir dejando prácticamente a sus familiares definitivamente! ¡Cuando se importan personas, al contrario de cuando se traen máquinas, se importan sentimientos y otras muchas cosas! Pasar por alto esa consideración, ¿se puede ver como algo distinto a una nueva forma de esclavitud?

Si no interesa que vengan más extranjeros, rompan puertas, que es mucho más humano que romper familias. Reconsidérenlo, por favor.

2 comentarios:

Shikilla dijo...

Se veía venir, el ritmo en el que crecía la entrada de extranjeros y la crisis actual en la que nos encontramos llevaba a un corte del grifo por algún lado. Ahora se empiezan a pagar los errores acumulados en el tema de Extranjería y lamentablemente la solución que se adopte va a repercutir en seres humanos que después de llevar años lejos de sus familias se les pondrá muy difícil el reunirse con ellos.

El endurecimiento en este caso se refiere a los ascendientes, pero incluso a los hijos de 16 a 18 años se habla de exigirles oferta de trabajo, no sé en qué quedará.

En cualquier caso, a este Gobierno se le ha llenado la boca prometiendo y prometiendo cosas que sabía no podía cumplir, poner la miel en los labios y quitarla de golpe no es humano ni serio ni de recibo.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Me parece que el catalogar a este Gobierno -y el anterior- de ingenuo, es favor que les hacemos. ¿Crees que es produco de la casualidad que hagan una regularización,justo en el periodo anterior a las elecciones, con la que se consigue que las cifras del empleo aumenten? No quisiera entrar en largos pormenores, pero, el que ahora no necesiten, por lo menos en los próximos 4 años, y quieran reducir su número, hasta cierto punto, puede ser razonable, pero, separando familias!!!

Efectivamente, tu definición me parece correcta: ¡No es humano!