domingo, 3 de agosto de 2008

JUGANDO CON EL PHOTOSHOP

UN MÁS QUE NOTABLE PARECIDO


Es curioso como sólo cambiando la cara y el color de ésta para intergrarla en la otra foto, se puede apreciar un notabilísimo parecido entre estos dos sujetos de aficiones y actitudes tan semejantes.
a
La foto de Radovan Karadzic que he usado para sustituirla en la foto del etarra, es la misma que se puede ver en el recuadro inferior. Sólo cambiéndole el "look" podemos constatar que realmente, "la cara es el espejo del alma"; hasta en los desalmados.

4 comentarios:

Shikilla dijo...

Hola, Juan

En una pequeña interrupción de mis vacaciones leo tus entradas y no puedo por menos, además de saludarte, que comentar la razón que tienes en decir que la cara es el espejo del alma, sobre todo los ojos, la mirada, esa mirada que jamás lucirá limpia para quien se cree con el poder de quitar la vida a otro ser humano.

Saludos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Espero, Shikilla, no haber sido, junto con el resto de blogueros, la causa de esa interupción de tus vacaciones.

De cualquier manera, me alegro de que hayas entrado aunque sea unos momentos y me alegraría de que estés teniendo unas vacaciones a tu medida y a la medida de tus deseos.

Saludos, también para ti.

TortugaBoba dijo...

Increíble que las dos caras transmitan la misma repugnancia. Impresionante que tengan el mismo rictus en la boca, con y sin fotochop. La maldad les emana por los poros. Asco por dios...
(perdón si digo algo de manera incoveniente, es lo más fino que me sale).

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Te doy la bienvenida a este Blog, Tortugaboba.

El rictus no está conseguido con Photoshop; lo único que alteré es el color de la cara de Karadzic, para que se interase más en la fotografía del otro.

No te preocupes no dices nada inconveniente. Lo inconveniente el lo que hacen esos asesinos.