lunes, 7 de enero de 2008

SOSTRES, NIÑO MALO



POR EL DINERO BAILA EL PERRO

Desde que, siendo pequeñito, sus papás le regalasen un tirachinas para que se defendiese de sus compañeros de “cole” que no paraban de darle por ser el más “mindingui” de la clase, Salvador Sostres, decidió que iba a convertirse en Daniel El Travieso. Tal decisión la tomó justo cuando le dio a un pobre jilguero que se canturreaba en un árbol.

Hasta tal punto ha llegado a identificarse con el personaje que, de mayor, ha seguido cultivando ese papel. Así, lo hemos visto en programas de televisión conducidos por amiguetes suyos, donde no ha tenido ningún empacho en estampar su rúbrica no bajo la palabra “signatura, sino al pie de la palabra “firma”: Por el dinero ladra el perro.

Pues bien, como el chollo del amiguismo, a escala nacional –nacional española- se le ha esfumado, ahora lleva ya algún tiempo en que ha encontrado donde colocar su mediocridad, a cambio de “pasta”: Si alguien ha pensado que en el nacionalismo anti-español, ha dado de lleno, en consecuencia, se le otorgarán 25 puntos.

La verdad es que da un poco de pena ver a gentes de esta baja estofa lo que son capaces de hacer por el puñadito cotidiano de leguminosas. Pero aún es más lamentable ver –leyendo- la poca idea que tienen de lo que hablan –escriben, en este caso- desde su osadía ignorante.

En la web del personajillo éste, Salvador Sostres, podemos leer hoy algo, en el artículo titulado “FÀSTIC PERTOT, FÀSTIC”, que sólo desde esa ignorancia de la que antes hablaba se puede escribir: “...i les grans ciutats -també Londres o Manhattan- posen accents lluminosos a les festes ...”. Y si no es la ignorancia la que le hace confundir Manhattan con una ciudad, será porque su secesionismo visceral le lleva a querer partir en trozos hasta la “Gran Manzana”... siempre contando con que los norteamericanos le dejen, claro. Es lo que pasa cuando para agradar a quien te echa el mendrugo de pan hay que hablar a diario...


¡QUÉ FÁCIL ES ARRIMARSE A LA SOMNBRA DEL PODER!

2 comentarios:

Angel dijo...

Este hombre es de un soez que espanta, habla más con el colon -te lo copio- que con el cerebro.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Sí, realmente es como un niño diciendo: pedos, culo, tetas, pilila...

Tiene esa catadura intelectual e imaginativa, pero como éste el el país de los ciegos, pues un cabezahueca como este puede llegar a ser el rey. ¿Te imaginas una monarquía catalana con este pavo pavoneándose?