lunes, 14 de abril de 2008

ZAPATERO, ZAPATERO, QUE SE TE VE EL PLUMERO

NUEVO BOBIERNO ZAPATERIL

(En principio quería poner GOBIERNO, pero por error –palabra- he puesto BOBIERNO y me ha gustado)

Hay dos características básicas en el nuevo Gobierno de Zapatero, que podríamos llamar: “encandile” y “chulería”.

ENCANDILE: El que intente impresionarnos con “soluciones ministeriales” de un marcado cariz sorprendente, propio de la tendencia publicitaria que tan buenos resultados le está dando, no es de extrañar. En este grupo –pongo dos ejemplos- podríamos incluir ministerios femeniles tales como:

MINISTERIO DE IGUALDAD: Ministerio de reciente formación y sin precedentes (vamos, que no le gusta eso de ser novedoso al niño...), del que no sabemos todavía el alcance de sus brazos, pues desconocemos si se dedicará exclusivamente a la igualdad más que reconocida ya, entre los dos o tres sexos o si dará un paso más y se consagrará, como sería deseable, a vigilar por la igualdad entre ciudadanos en las diferentes comunidades autonómicas; verbigracia: derecho a usar la lengua que cada uno quiera. O a la igualdad entre esas mismas autonomías y el reparto equitativo de sus aguas, al margen de si esos territorios se llaman Cataluña o de otra manera.

MINISTERIO DE LA GUERRA Y ESAS COSAS: Aquí el ínclito y susodicho “presi”, haciendo uno de esos alardes de arrogancia tan comunes en él (dime de qué presumes....) ha dejado bien a las claras que lo que quería, sobre cualquier otra cosa, era llamar la atención. Pues, que el Ministerio lo lleve un hombre o una mujer tiene poca importancia, pero si lo dirige una mujer -Carme(n) Chacón, en este caso- catalana, pacifista, preñada, con y sin gafas, ecologista, sumergible y calendario –estas dos últimas características, por exagerar un poco-, lo más seguro es que llame la atención y que obtenga un impacto medioambiental, entendiendo como su ambiente propio, el que se refiere a los medios de comunicación. Eso además del choque emocional que supondrá para muchos ver que se le da un ministerio a quien poco o nada hizo en el que ocupó anteriormente, el Ministerio de la Vivienda.

Esto en cuanto a ZP como publicista y marketinero de sí mismo y su partido; un poco al estilo de Carod-Rovira (esperemos que los dos tengan el mismo futuro que ya se puede intuir en el de ERC. Amén). Y ahora un par de ejemplos en la vertiente chulesca-zapateril:

MINISTERIO DE JUSTICIA, CUANDO NO ES DE INJUSTICIA: Mariano Fernández BERMEJO: Nadie habría dado un céntimo por el nombramiento de un ministro como este, polémico, por demás, y que no dio pie con bola... vamos, que o lo ha vuelto a poner por pura chulería de “aquí el menda es el que corta el bacalao” o será para que amortice las reformas de su pisito.

Y por si no fuese bastante con uno, pues lo del caldo y las tazas, ahí no endiña la insigne MAGDALENA ÁLVAREZ en Fomento, como ejemplo para el fomento de la MALA GESTIÓN y la MALA EDUCACIÓN... Vale, vale, ya hago mutis.

2 comentarios:

Shikilla dijo...

Lo has clavado! El nuevo Gobierno es un ejemplo claro de la actuación de un individuo, con aires de megalomanía que, después de hacerlo, sube la cabeza con el mentón apuntando al cielo infinito y suelta un: "¡Pa chulo yo!".

Zp es su propio mentor, manager, asesor y, sobre todo, su propia clac!

MUY SEÑORES MIOS dijo...

¿Está definiendo a un estulto, por un casual?