martes, 15 de abril de 2008

LA ANARCO-ONDA CACHONDA

* Se acabó, ahora, para ser Ministro/a del Ejercito/a ya no es preciso saber las siete diferencias entre un tanque y un camello almidonado; basta con ser mujer, ex ministra, preñada, catalana, usar gafas o lentillas, etc., etc., etc...

**************************************

* Pues eso, que los de Justicia no van a ser menos, de ahora en adelante, cuanto menos sentido de la justicia, mejor... ah, y en los dos casos, preferible con piños.

**************************************

* Para Barcelona agua y ministros, para Valencia... ¡Chitón! (He dicho chitón, no Chacón).

**************************************

* ¿Quieres ser ministra?: Copia artículos de Amparo Rubiales: uno, un ministerio; dos, dos ministerios; equis, equis ministerios.

**************************************

2 comentarios:

desierto dijo...

La democracia avala que cualquiera puede llegar a ministro.
La realidad lo constata.

Te sigo de cerca

MUY SEÑORES MIOS dijo...

No sé, no sé... quizá lo que avala es que cualquiera puede llegar a Presidente con el apoyo de los futuros ministros y una buena megafonía. (Voy a tocar el violín)