viernes, 22 de febrero de 2008

ZP y A. RIVERA


CULPABLES SUBSIDIARIOS DE LA "INMERSIÓN LINGÜÍSTICA"

Hacemos flaco favor a la verdad si no reconocemos que la culpa de la inmersión lingüística no es una causa abstracta, sino que se circunscribe a personas con nombres y apellidos. Entre otros muchos, José Luis Rodriguez Zapatero (así con su nombre o cualquiera de sus acrónimos publicitarios por los que se le conoce) y Albert Rivera Díaz son dos de los principales responsables, en mi opinión.

No podemos culpar a los nacionalistas, más que las veces que incumplen la legalidad, de que estén, a favor de esa execrable inmersión: es la razón básica –confesable- de su incursión en la política; por muy abominable que sea desde un punto de vista humano, ya que discrimina a niños, por sus orígenes y desde su cuna. La culpa en todo caso será de aquellos que apoyan sus actitudes impropiamente.

No nació la izquierda, lo entienda o no ZP, más que para defender los derechos de las personas, de los ciudadanos. Darle a los terrenos un carácter divino, por encima de los individuos, a día de hoy, ya no es ni de derechas ni de izquierdas, es sencillamente nacionalista, que es otra cosa: la irracionalidad supuestamente al servicio de un territorio; digo supuestamente, porque, en el fondo, está al servicio en exclusiva de unos cuantos, que son aquellos que mangonean esos conceptos tan discutibles, para sacar cualquier tipo de beneficio propio.

Zapatero sustenta su permanencia en el gobierno gracias al apoyo -cuando no chantaje- recibido por parte de los nacionalistas y que, en caso de seguir gobernando, parece que seguirá recibiendo, aunque para ello tenga que seguir haciendo la vista gorda cuando se llega a la trasgresión de derechos básicos de personas, e, incluso cuando, como es el caso, estas personas sean niños.

En cuanto a la responsabilidad de Albert Rivera por haber contribuido decisivamente a la debilitación de un proyecto político no nacionalista, me parece más que evidente, pues ha destrozado, en poco más de un año, la ilusión que había generado este proyecto y su propio partido, de cara a larecupoeración de derechos inalienables de ciudadanos, que el nacionalismo excluyente ha ido conculcando a éstos, de manera subrepticia y traicionera. Y todo ello a causa de un enfoque personalista y por la propensión desmedida e irracional de este joven al protagonismo. Con todo ello ha fragmentado C’s interna y externamente: pensemos en la gran escisión de afiliados después del II Congreso y en el tremendo fracaso en las municipales, posiblemente por haber mentido a los medios de comunicación al negarles su anterior vinculación al PP. Es hasta posible que, tal y como están las cosas –y “a rio revuelto...”- consiga salir de diputado, pero lo que también cabe de lo razonable pensar es que, si este muchacho no hubiese llevado las prácticas de patio de colegio a su partido, las podibilidades de obtener mayor representación, se habrían incrementado.



(Estas reflexiones me las hago tras ver en la prensa una foto de una exigua manifestación para denunciar públicamente la inconstitucionalidad del actual sistema de inmersión lingüística, en la que se puede ver, entre una quincena de personas, a Antonio Robles y a gentes de la Asociación por la Tolerancia; manifestación a la que, como en otras ocasiones habría acudido yo mismo y, supuestamente, muchos de los que solían acudir antes, de no estar las cosas en el punto en que las a llevado Rivera).

Lógicamente los mencionados no son los únicos responsables, ya que dicha responsabilidad se puede extender a ellos y a todos los que pululan a su alrededor, por los motivos que sean, y conforman sus circunstancias.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Visto con perspectiva y amplia mirada, no es mala cosa que haya ocurrido lo que ha ocurrido, la blandenguería, el buen rollo, la ilusión, la falta de mala leche y otras cuestiones sumamente necesarias para la lucha, nada más que pueden adquirirse a base de hostias, caídas, levantadas, lo que no mata engorda, etc. Es imposible llegar a buen puerto sin estas experiencias, las únicas que curten a los auténticos ciudadanos de verdad de la buena, ante las cuales el discurso del más sabio puede sonar a música celestial.

No hay mal que por bien no venga, a ver quién engaña otra vez a los ciudadanos después de la nueva decepción que producirá UPD.

La lucha sigue su curso a pesar de las zancadillas de los infiltrados, intermediarios, recaderos, trepas y otras hierbas que se secan ya al instante y a veces antes de salir siquiera.

Un saludo a los lectores de MSM.

Carlos Benito dijo...

Excelente reflexión MSM, particularmente la comparación entre el mafioso nadador y el nazi de la Moncloa, Dios los cria y sus métodos los junta y uniforma.

Mangantes ambos e incluso PELIGROSOS también.

Ciudadano en la Red dijo...

Exactamente, el problema es que ahora ya no hay un rival, sino dos, el rival y el movimiento inútil que no sabe luchar por nuestros derechos, y ocupa el espacio de otro que si supiera hacerlo. Seguimos perdiendo tiempo.

Saludos Liberales

Erasmo

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Anónimo:
Creo que tienes razón en lo de la mala leche y todo eso; para ejercer mi trabajo, que es de los que llaman creativo o artístico –como si todos no lo fuesen-, siempre he dicho que para que salgan bien las cosas hay que hacerlas como enfadado, como de mala leche.
No entiendo por qué proclamas la “decepción que producirá UPD”; quizá tengas más datos que yo.
No dudes que la lucha ha de seguir, aquí en la China Popular o en la Otra.
Te agradezco el saludo en nombre de mis lectores. Y ya puesto, hago lo mismo contigo, como lector.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Gracias, Carlos, por tu estimulante comentario.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Erasmo, celebro que coincidamos, a pesar de tener diferentes ideologías (quizá no sea para tanto).

Y correspondo a tus saludos liberales con otros izquierdosos.

Janario dijo...

Yo es que pienso que Ciutadans ha servido para acelerarlo todo, tanto en el buen como en el mal sentido, y también la opresión.

Por eso, cuando uno apuesta fuerte tiene que tener el valor de aguantar el envite, e incluso de aumentarlo. Lo que no puede ser es que se haga una apuesta para después esconderse, mientras los malos ponen muchas más fichas con la excusa de que seguimos ahí.

Rivera es como Zp, pero también como Gallardón, Rivera es un permanente escaparate, Rivera es un cartel electoral andante, Rivera es una imagen en cualquier medio, Rivera es una voz que nunca se calla, como una matraca permanente, pero que todo lo hace por sí mismo, y sin arriesgar nada en esa apuesta ciudadana en la que él era nuestro jugador principal.

El muy cabrón sólo quier jugar sus cartas.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Pues, Janario, que le vaya bien en las urnas, porque dependiendio de eso, le espera un futuro como político o como abogado pelado de la banca.

A pesar de todo, y de cara al proyecto, al maxiproyecto, le deseo que se "coloque" pues algo contribuirá con su función de escaparate permanente al proceso del proyecto, aunque lo haga como un elemento decortativo.

Suerte para todos.

The Masked Singermornings dijo...

Yo no vuelvo a la política hasta que no se vaya Rivera. En serio.

Esas noches de campaña de sobeteo del torso del candidato lubrificado con cola húmeda excitaron mis sentidos de tal forma que mi ruptura con la política se podría tomar como una ruptura amorosa. Y traumática, como suele suceder normalmente.

El enamoramiento no era con Rivera, por supuesto que no. Era con las brochas, el ambientillo de la semiclandestinidad, y quizás una pizca de adicción a la cola. Ahora mismo estoy confuso (el mono) pero sí, siento envidia de los que son capaces de ilusionarse de tal forma que quedan en evidencia delante de todo su pueblo.

MSM, saludos desde aquí, libérrimos de liberales.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Hombre, Masked, lo tuyo lo tienes fácil. supongo que en tu población o una vecina habrá una droguería donde comprar brocha y cola para calmar tus ansias. Lo malo son los que aun están a la diestra y la siniestra de su Rivera, sin brocha ni cola, por falta de presupuesto.

Recibe tú de mi parte saludos izquierdosos, y a pesar de los pesares respetuosos con las demás formas -menos las excluyentes-, de este que lo es...

The Masked Singermornings dijo...

Ayer eché currículum como pegador de carteles en el circo Raluy. Era una buena tapadera para colmar todas mis adicciones: Los carteles son grandísimos, no te los arranca nadie y puedes pegarlos en casi cualquier sitio. Pero no me van a coger por mis antecedentes. Me dijo el jefe de personal que me entrevistó que el director había hecho campaña en favor de todo Estatuto y que si yo había hecho campaña en contra no debería ser un buen pega-carteles, vistos los resultados...

Mañana me entrevistaré con el circo Mundial-Europeo-Italiano. En cada país se llama de una forma. El papel del cartel es peor, no es vinílico, y la cola que utilizan es también de peor calidad. Espero que haya suerte.

Perra vida.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

No desesperes, ve enmascarado y embozado y muevete de puntillas, que disimula mucho y, sobre todo procura hablar la lengua de Saquespearet con soltura... y ya verás. Pero no se te ocurra hacer la hombrada de presentarte como un se libre.